Euroliga
Olympiacos OLY

-

Anadolu Efes IST

-

CSKA CSK

-

Khimki Moscú KHI

-

Fenerbahce FNB

-

Milan MIL

-

Torneo Descentralizado
NBA
Washington Wizards WAS

-

Boston Celtics BOS

-

Cleveland Cavaliers CLE

-

New York Knicks NYK

-

Philadelphia 76ers PHI

-

Brooklyn Nets BKN

-

Charlotte Hornets CHA

-

Detroit Pistons DET

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Portland Trail Blazers POR

-

Dallas Mavericks DAL

-

Atlanta Hawks ATL

-

Utah Jazz UTA

-

Miami Heat MIA

-

Sacramento Kings SAC

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Golden State Warriors GSW

-

Toronto Raptors TOR

-

FINALIZADO
Indiana Pacers IND

113

Milwaukee Bucks MIL

97

Copa Sudamericana

“Sin el Calderón, los bares cambiaremos cañas por menús”

ATLÉTICO DE MADRID

“Sin el Calderón, los bares cambiaremos cañas por menús”

El Vicente Calderón ha estado acompañado durante su vida por decenas de bares.

DANI SANCHEZ

El estadio ha echado el cierre en lo futbolístico y los casi 100 bares de los alrededores lo lamentan. Los hosteleros se debaten entre el pesimismo y la esperanza, todos con muchas dudas de lo que vendrá.

El Vicente Calderón echa el cierre y va a dejar huérfanos a prácticamente un centenar de bares. El agujero que va a dejar en el distrito de Arganzuela es evidente y el sector de la hostelería, aupado en gran parte por la actividad de los días de partido, hace cuentas pensando en cómo será la vida sin el Atleti. La incertidumbre es total y los propietarios se mueven entre el pesimismo absoluto, la justificada preocupación y la esperanza de que reciclarse puede ser positivo. AS sondeó a varios de ellos para conocer cómo se preparan para el adiós del Calderón.

En primer lugar, la consecuencia inminente: cuando se derribe el Calderón, empezarán las obras y habrá cientos de trabajadores en la zona día tras día. “Cuando se inicien las obras, habrá movimiento en el barrio y lo que daremos serán muchos menús”, valora Eduardo, del Chiscón de la Ribera, desde cuya barra se ve el estadio. Y habla con conocimiento: “Con las obras de la M-30 trabajábamos a todas horas. Ellos hacían un turno tras otro y venían a comer en cualquier momento del día. Es otro ritmo de trabajo. Cambiaremos las cervezas por menús y viviremos más tranquilos”. Otro asunto le aleja de la visión apocalíptica: “Ahora un barril de cerveza igual te dura varios días y si juega el Atleti tienes que cambiarlo cada rato. Pero tampoco es como hace tres o cuatro años, el fútbol ya no da tanto”. Efectivamente, no todos los aficionados paran en los bares, sino que se llevan su propia bebida para amenizar la previa. De ahí que muchas tiendas de ultramarinos de los alrededores también lamenten el cierre.

"Cuando las obras de la M-30, dábamos comidas a todas horas"

El futuro es incierto y en muchos locales el tema es tabú. Algunos contestan con un escueto “no sé qué pasará” y otros directamente no quieren hablar del asunto. Los más cercanos serán los más afectados, como el Duratón, el Alegre o Casa Valentín, pero el radio de influencia del Calderón es amplio. La cafetería Acacias queda a unos 800 metros, junto a Pirámides, y también hace números: “Hasta que no suceda no nos daremos cuenta realmente, pero afectará, claro. Los días de fútbol han sido un empujón para las cuentas de los bares”.

El bar El Doblete, en el Vicente Calderón, se mudará con el Atlético.

Y sobrevuela el rumor de que algunos bares han sopesado el traslado al cobijo del Wanda Metropolitano. Sí se mudará El Doblete, cuyo local está en el propio Calderón y será derruido, aunque aún no conoce cuándo y dónde se trasladará exactamente: “Nosotros no teníamos la opción de seguir, claro, pero aun así de la caja diaria no viviríamos. Con el fútbol la venta se multiplica. Ahora, que la obra empiece pronto para que los demás no noten el bajón”. Empieza una nueva era en el barrio, sin fútbol y sin el Calderón.

0 Comentarios

Mostrar