NÁSTIC 3 - GIRONA 1

Uche retrasa el ascenso del Girona y da vida al Nástic

El delantero nigeriano fue el protagonista del partido con un doblete que saca del descenso al Nástic y pospone el ascenso a Primera del Girona.

0

ASTV

EI ascenso del Girona tendrá que esperar, como mínimo, una semana más. El conjunto rojiblanco se vio superado por un Nàstic que está inmerso en la lucha por la permanencia y al que los tres puntos le saben a gloria porque sale del descenso. Los de Machín dominaron la primera mitad, pero tras el descanso solo existió un equipo, el Nàstic. Manu Barreiro y Uche, con un doblete, sellaron una remontada que hizo vibrar al Nou Estadi como hacía tiempo que no se veía. El efecto Nano ya se siente.

Eso sí, el Girona no debe impacientarse con el ascenso. Ante el Nàstic solo tardó 34 segundos en demostrar que quería ser ya equipo de Primera. En la primera ocasión del encuentro, Maffeo se inventó un disparo cruzado para batir a un Reina que no daba crédito a la facilidad que estaban dando. Y más teniendo en cuenta que el Nàstic está en la lucha por no bajar a Segunda B. El tanto liberó al Girona, que empezó a gustarse sobre el terreno de juego, y atenazó aún más a un Nàstic que no intentó meterse en el partido hasta que Muñiz quiso aparecer. Nano Rivas le alineó en la banda zurda y sin el contacto del balón se pierde. Cansado de ver las acciones pasar, se juntó a Madinda y el juego grana empezó a carburar (también coincidió con la lesión de Pere Pons) y, en el 25', el propio Muñiz tuvo una ocasión inmaculada. Se inventó una acción en la que fue bailando rivales y se plantó ante un Bounou al que no pudo superar. El meta marroquí se hizo gigante y sacó una mano portentosa. Fue entonces cuando la hinchada tarraconense empezó a imponerse a la del Girona y se vivieron unos minutos en los que el conjunto de Machín se colgó del palo. Pero ya les iba bien porque a base de contras lanzadas por Sandaza y Longo ya creaban peligro y, en el 38', el primero a punto estuvo de hacer el 0-2. Se topó con un Reina inspirado. Los minutos finales fue un quiero y no puedo del Nàstic que no encontraba hueco ante un Girona impoluto.

Los jugadores aparecieron tras el descanso con la sintonía del 'Equipo A' y el Nàstic fue quien entendió mejor la misión a llevar a cabo porque, en el 50', Manu Barreiro empató. Uche centró desde la banda derecha y voló por encima de Alcalá para conectar un cabezazo inapelable. El 1-1 encendió al Nàstic y los gritos de "fins al final, força Gimnàstic" retumbaron en un Nou Estadi que diez minutos después vio como Uche logró el tanto de la remontada. Su disparo desde fuera del área estaba tan repleto de fe que hizo imposible la estirada de Bounou. El Girona estaba en la lona, superado por el ímpetu del Nàstic, y el 3-1 de Uche fue la estocada para un conjunto rojiblanco que ya empezó a pensar en el encuentro de la próxima jornada ante el Zaragoza. Un punto le vale para ser de Primera.