Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

Lo que falló en la semana de tres partidos: la puntería

ESPANYOL

Lo que falló en la semana de tres partidos: la puntería

Lo que falló en la semana de tres partidos: la puntería

PACO PAREDES

DIARIO AS

El Espanyol precisaba solo cinco remates para marcar antes de medirse a Atlético de Madrid, Sporting y Barcelona, ante los que necesitó 24 chuts para anotar un gol.

Si por algo ha destacado el Espanyol a lo largo de esta temporada por encima del resto de equipos —salvo los candidatos al título— es por su altísimo porcentaje de eficacia. Un equipo que, llegando poco al área contraria, convierte el máximo de sus acciones. Y eso es precisamente lo que falló en el momento crítico, el que por un lado decidía si se mantenían las opciones de ir a Europa (ya matemáticamente descartadas) y, por otro, las posibilidades de éxito ante rivales de la entidad de Atlético de Madrid y Barcelona. También ante el Sporting de Gijón.

Al contrario de lo que pudiera parecer, el Espanyol no remató menos en esa semana de tres partidos de lo que lo venía haciendo durante el resto de la Liga. Hasta la llegada del Atlético a Cornellà, los de Quique Sánchez Flores habían chutado 110 veces a portería (3’4 por partido), mientras que en esos tres encuentros lo hicieron en diez ocasiones (3’3 por encuentro). En los disparos totales, el promedio es incluso superior contra Atlético, Sporting y Barcelona, 24 (es decir, ocho por choque) que en el cómputo de las 32 jornadas anteriores: 230, o lo que es lo mismo, 7’1 por partido.

Baptistao tuvo una ocasión clarísima ante el Atlético.

Y, sin embargo, el Espanyol únicamente anotó un gol en esos tres encuentros, el que hizo Gerard Moreno en El Molinón, a pase de Leo Baptistao, que sirvió para sumar el único punto de la larga semana. La efectividad, de repente, estuvo bajo mínimos.

Hasta ese momento, el equipo reunía un porcentaje poderosísimo de remates con acierto, pues marcaba en el 19’1 por ciento de sus remates (230 chuts, 44 goles); propio de un aspirante serio a Europa. Pero la puntería se diluyó, con un gol en 24 disparos, lo que se traduce en un 4’1 por ciento de efectividad. Tampoco entre los remates a puerta se salva, pues han pasado de convertir cuatro de cada diez a hacerlo solo en un diez por ciento en ese periodo.

Ter Stegen rechaza de puños una acción peligrosa del Espanyol, en el derbi.

Parte de ese desatino se podría razonar con la categoría de rivales como Atlético y Barcelona, que cuando permiten llegar al área lo hacen en situaciones más forzadas para el adversario. Pero, por otro lado, resulta paradójico que el Espanyol falle justo cuando se ha sumado un efectivo como Baptistao y cuando el equipo de gala empieza a repetirse, es decir, que tienen más mecanizados los movimientos. Ante el Deportivo tocará volver a la senda.

0 Comentarios

Normas Mostrar