BETIS

El Betis debe vender a alguien si pretende cuadrar las cuentas

El año pasado tuvo que traspasar a N'Diaye para no tener déficit. Dani Ceballos, principal candidato para obtener dinero este verano.
Sevilla vs Betis en directo online

0
El Betis deberá vender a Dani Ceballos, Antonio Adán o Durmisi el próximo verano para no entrar en déficit. El año pasado ya tuvo que vender a Alfred N'Diaye al Villarreal. El equipo verdiblanco perderá dinero por los carnets de los socios y la obra del Gol Sur.
TONI RODRIGUEZ DIARIO AS

Seis años después de entrar en Ley Concursal, el Betis sufre ciertas apreturas económicas que le obligarán a vender a algún futbolista importante si quiere tener dinero para fichar con ciertas garantías y poder además cuadrar las cuentas. El club verdiblanco ya tuvo que hacer malabares el año pasado con el traspaso de Alfred N'Diaye para poder mostrar a sus accionistas un mínimo superávit en la Junta de diciembre de 2016. El fichaje del medio senegalés se hizo oficial el 8 de julio (y pasó reconocimiento un día antes) pero el movimiento se 'adelantó' al 30 de junio. Su plusvalía (cercana a los seis millones), permitió que las cuentas béticas no fueran de déficit.

Si el Betis pretende invertir en fichajes una cantidad cercana a la de la pasada campaña (18 millones) y dejar las cuentas en azul, el próximo verano deberá vender al menos a uno de los pocos valores deportivos que quedan por Heliópolis. El que tiene más opciones es Ceballos, que dejaría en las arcas unos 12 millones si alguien (el Atlético es el principal candidato) paga su cláusula. Adán y Durmisi son los otros futbolistas con caché nacional e internacional, pero su precio de salida es menor. El portero tiene una cláusula de ocho millones.

El Betis de la 2016-17 ha sido el más caro de historia. Más de 45 millones de euros cuesta el gasto en salarios de su plantilla más amortizaciones de traspasos. Sin embargo, la clasificación de este año será peor que la de la campaña pasada, cuando se alcanzó el 10ª puesto. Ya es matemáticamente imposible quedar en el ecuador de la tabla y la 11ª del Celta (a 7 puntos) también es casi una quimera.

El Betis recortará sus ingresos televisivos al quedar peor clasificado, a lo que habrá que sumar unas pérdidas cercanas al millón (como mínimo) en abonos, ya que prometió que si no era al menos décimo debería descontar un 10 por ciento en el carnet de los socios que renovarán la próxima campaña. Amortizaciones de fichajes fallidos como el de Sanabria (el año que viene hay que pagar otro millón y medio) y fichas y/o finiquitos de futbolistas que no tienen futuro en Heliópolis como el cedido Van der Vaart o Digard le pegarán otro picotazo importante al presupuesto.

Está, además, la obra de Gol Sur. El Betis busca financiación externa para no tener que desprenderse periódicamente de los cientos de miles de euros que tiene que pagar a Heliopol, la empresa que se encarga de la obra y que cobrará al club verdiblanco más de 11 millones en reformar esa zona del campo.