VALENCIA-REAL MADRID

Mestalla deja varios 'heridos': Varane, Keylor, Zidane…

El Madrid perdió una vida en Mestalla. Un inicio desastroso condenó a los blancos y les empinó demasiado un encuentro que dejó varios ‘señalados’...

0

LALIGA

El Real Madrid perdió una vida en Mestalla (2-1). Un desastroso inicio, con graves fallos de concentración, condenó a los blancos con dos goles del Valencia en ocho minutos (Zaza y Orellana) que les empinaron demasiado un encuentro que dejó varios ‘señalados’ en el bando madridista...

Varane

El derrumbe del Madrid en los diez primeros minutos se personaliza en el francés, que tal vez vivió su tarde más errática desde que viste la camiseta del Real Madrid. Varane acumuló en el arranque del partido en Mestalla dos fallos graves que castigaron a su equipo. El primero fue en el minuto 3 y tuvo como consecuencia el 1-0: el madridista no encimó lo suficiente a Zaza y le dejó un espacio clave que el delantero del Valencia aprovechó para darse media vuelta y sacar un latigazo tremendo que batió a Keylor Navas. El segundo llegó cinco minutos más tarde, cuando una pérdida suya de balón pilló a contrapié a su equipo y propició una contra del Valencia que acabó en el 2-0 de Orellana. Varane, el madridista que más minutos acumula esta temporada (2.669’), continuó con su tarde aciaga en la segunda parte, cuando otra pifia suya hizo temblar a su equipo y obligó a Carvajal a hacer un penalti a Zaza que De Burgos Bengoetxea no pitó. En el minuto 72’, Zidane decidió sustituirle. Y no lo hizo para señalarle sino, como posteriormente desveló en conferencia de prensa, por molestias físicas. Sufre una rotura de fibras que le tendrá de baja al menos tres semanas...

Keylor

Pese a hacer alguna intervención de mérito como una que le hizo a Parejo, su actuación volvió a quedar manchada al encajar un gol evitable. No nos referimos al 1-0 de Zaza, donde hizo la estatua pero nada pudo hacer ante el latigazo del delantero italiano. Donde vuelve a quedar marcado Keylor en el 2-0 de Orellana, donde fue transparente y el balón le pasó por debajo de las piernas. El costarricense no consigue sacudirse las dudas con las que empezó esta temporada después de subirse al equipo en marcha tras recuperarse de una operación en el tendón de Aquiles. Acumula varios lunares: su ‘estreno’ en Dortmund ante el Borussia estuvo plagado de claros y oscuros; tampoco mostró seguridad frente al Legia, donde Radovic, en el 2-2, le dejó en mal lugar; ante el Kashima, en el Mundial de Clubes, no estuvo fino en uno de los goles; contra el Sevilla, en Liga, donde dos errores suyos acabaron condenando a un Madrid que empezó ganando el partido con un gol de Cristiano de penalti (en el empate de Ramos en propia puerta, contribuyó al quedarse en la raya y sin salir a por un balón que debía ser suyo; y en el 2-1 de Jovetic estaba mal colocado)… Aquella solidez del meta tico que dio puntos al Madrid la pasada temporada, parece haberse fundido.

James

Zinedine Zidane optó por el colombiano en el once en vez de por un Isco en un gran momento de forma (un gol y dos asistencias en sus últimos dos partidos) o por un siempre efervescente Lucas y su aportación fue más bien gris tal vez debido a su posición en el campo. Ante el Valencia actuó volcado en la banda derecha, lejos de su zona de influencia y donde más explota sus cualidades (mediapunta). Lento a pesar de no jugar en el último partido ante el Espanyol y con varios despistes (13 pérdidas), no tuvo una gran aportación al juego. Sólo una vez en la primera parte participó en una combinación con Cristiano y Benzema que llevó peligro a la meta de Alves en una de las pocas contras que toleró el equipo de Voro. Fue el primer cambio de Zidane para dar entrada a Gareth Bale…

Benzema

El francés volvió a su versión más inoperante, lejos de ese ‘modo felino’ de hace una semana ante el Nápoles. No incordió en la salida de balón del Valencia, no intimidó a Diego Alves, apenas pisó el área Alves (sólo un remate a puerta y fue desde fuera del área)… Cuando el Madrid se lanzó en los últimos minutos de partido al área del Valencia, con centros de Carvajal y Lucas Vázquez desde la derecha y Bale y Marcelo desde la izquierda, el único que remataba (o tenía la intención de ello) era Cristiano, el mejor en el Madrid (disparó hasta nueve veces), y no el ‘9’ del equipo…

Así se movió Benzema ante el Valencia.

Zidane

Se equivocó Zinedine Zidane al sacar a Modric del campo, en el minuto 75. Ahí perdió el Madrid cualquier posibilidad de remontada. Con cuatro defensas más la presencia de Casemiro, quitó al croata para sacar a Lucas Vázquez con el objetivo de dar más amplitud por la derecha (ya estaba Bale por la izquierda). Adelgazó el centro del campo (eso hizo que el Valencia encontrara una vía de salida al final) y el Madrid se lanzó en un 4-2-4 con solo Cristiano en posiciones de remate (Benzema tuvo una tarde para olvidar y Morata estaba en el banquillo). El equipo blanco acabó el partido con 48 centros al área, pero con sólo cinco remates a puerta, los mismos que el Valencia, que centró sólo nueve veces…