ENTREVISTA / DAVID ALBELDA

"El Madrid me quería libre. ¿Qué hice? Renové con el Valencia"

David Albelda fue capitán de un Valencia que ganó dos Ligas al Real Madrid de los Galácticos. Por su carácter e influencia se convirtió en icono de la rivalidad entre clubes en esos años, avivada por polémicas arbitrales que siempre denunció. Él fue el primero en marcar a Zidane en España.

0
Albelda El Real Madrid me quería libre. ¿Qué hice? Renové con el Valencia"
Alberto Iranzo DIARIO AS

Sigue la narración del Valencia-Real Madrid | Liga Santander Jornada 24 

“¿En el basket también? Vaya tela... Hay cosas contra las que no se puede luchar”. Esto lo escribió en su cuenta de Twitter tras la final de Copa del Rey del domingo...

Y muchos aficionados del Madrid se dieron por aludidos.

Pero se refería al arbitraje, ¿no?
Yo no creo que los árbitros tengan mala fe ni quieran beneficiar a nadie. Pero los escudos pesan, y el del Madrid pesa mucho. No es una crítica al Madrid ni pienso en historias de robos. Pero a la hora de tomar decisiones... los árbitros se lo piensan más por la repercusión que tiene. ¿Te acuerdas lo que le pasó a Tristante Oliva?

Fue el árbitro que pitó penalti de Marchena sobre Raúl...
Esa decisión le hizo dejar el arbitraje por la repercusión que tuvo. Y eso que fue una decisión a favor del Madrid. Todo se sobredimensiona.

¿Ese es el arbitraje que más recuerda de sus duelos ante el Madrid? Porque usted era de los que no se callaban.
Aquel fue el más mediático. Personalmente recuerdo uno con Pérez Lasa. Me sacó dos amarillas por nada. De las 11 expulsiones que tuve, aquella fue la que más me dolió.

¿Se siente un icono de la rivalidad Valencia-Real Madrid?
¿Yo? Para nada. Me tildan de antimadridista... pero yo soy del Valencia. Punto. No soy antimadridista. Pero, por suerte, en mi época peleábamos por títulos contra el Madrid, era nuestro rival, el de los Galácticos, un equipazo.

Usted eclipsó el debut de Zidane.
Es un poco como lo de los árbitros. Todo se sobredimensiona con el Madrid, más siendo Zidane el más caro hasta entonces. Se destacó mi marcaje, unos para tildarme de leñero (10 faltas), otros para destacar mi actuación... pero, ¿sabes qué? Que no hubo ningún marcaje especial. Simplemente coincidíamos por la misma zona de acción.

Tenía 24 años, ¿le afectó toda aquella polémica?
Me sirvió para madurar y aprender. Pocos días después me llamó Camacho para la Selección... y ya no me criticaron tanto. Aquella época fue intensa. Del Madrid y del Valencia íbamos muchos a la Selección, gente de personalidad: Salgado, Morientes, Raúl... Un domingo nos decíamos de todo y el martes compartíamos habitación.

Florentino Pérez le decía en privado que no les metiera tanta ‘caña’ porque pudo ser del Madrid. ¿Pudo?
Algo sonó. En un par de ocasiones. Pero siempre se cortó porque el Valencia nunca quiso que me marchara y yo estaba en mi casa, ganando títulos... la vida era perfecta. Me llegaron a plantear que no renovara e irme un año después libre. ¿Qué hice? Al mes renové.

Hablemos del presente, ¿qué le pasa al Valencia?

Creo que, en el poco tiempo que ha transcurrido desde la compra de Meriton, han habido demasiados cambios. Creo que Peter Lim y Layhoon Chan deberían hacer un plan de futuro. Ver qué estructura quieren, para no ir dando bandazos y tomar decisiones según acontecimientos. Un club de fútbol no es una empresa al uso. Lo puedes tener como una empresa, pero las decisiones deben ser más rápidas. Una mañana te levantas y sin verlo venir tienes un incendio. Así es el fútbol. No se puede estar una semana para cambiar un entrenador, mientras vas y vuelves de Singapur. La gente de Meriton tiene que estar haciendo un aprendizaje más rápido. Llevan dos años y medio y es el momento para que marquen una ruta de hacia donde quieren llevar al Valencia.

¿Es más un problema estructural que deportivo?

Sí, creo que sí. Porque todo arrastra. En el fútbol , incluso haciendo las cosas bien, puedes tener fracaso deportivo. Pero a larga te saldrá bien. Ahora vamos cambiando todo. El primer año se hizo fuerte inversión, luego ya se vendieron jugadores... cambios de entrenador, de todo... y todo ello con cambios importantes en la cúpula del club. Así es difícil asentar un modelo, tienes que aguantar más.

Su nombre ha sonado; ¿a usted le han llamado para entrar al club?

Mira, no ha habido nada. Pero yo conocí a Peter Lim y Layhoon en Singapur en viaje con LaLiga. Me sirvió para que Layhoon entendiera que no soy una persona contraria al Valencia. Para nada. Le intenté explicar que los que trabajamos en medios, pues evidentemente no podemos hablar bien de los resultados porque están siendo malos. Pero son críticas constructivas. Es normal que la gente sea crítica. Hay cosas que no se están haciendo bien. Me sirvió para tener pequeños contactos con ellos, no para entrar al club sino para mostrarle mi predisposición a que cuando necesite algo, soy fácil de localizar. Pero no para posicionarme a entrar en el club. no he tenido ninguna oferta. Eso es algo que esta en manos de Meriton y son ellos los que tienen que decidir quienes son las personas que creen adecuadas.

¿Pero deja la puerta abierta?

Pues depende de muchas cosas. Para trabajar en un club tienes que ver cuál es el camino que quieres recorrer. No es poner la cara por poner. Se puede hablar, pero para ver hacia donde se va. Y si cuadran las cosas, perfecto. No es solo que te llamen y te digan vente aquí a trabajar. Tenemos que tener una línea de trabajo concreta.

¿Qué le ha dado Voro al equipo?

Sobre todo tranquilidad y estabilidad. Con Voro ha llegado la paz al equipo, solo con tranquilidad y haciendo cuatro cositas puntuales, ha reconducido la situación hacia una tranquilidad. Y desde ahí es más fácil llegar a resultados. Tener unos meses de estar. 

¿Es de los que ha visto peligrar la categoría?

Sí. Han habido momentos críticos. Estar a un punto solo del descenso y metidos en luchas de poder. Con Prandelli, Suso, sus dimisiones... si el Valencia no ha tocado el descenso es porque los de abajo tenían y tienen de las peores puntuaciones en años.

¿Le sobran guerras al Valencia?

Sí. Muchas. El Valencia tiene demasiados frentes abiertos. Tiene que centrarse en coger el toro por los cuernos y ver qué es lo que quieren. Y las guerras menores, apagarlas. Por ejemplo, no entro en quién tiene razón o no, pero no puedes llevar más de un año en guerra con la Curva Nord. O dentro o fuera. Pero eso se debe solucionar. Es sentarse y decir: esto es así y así, dentro o fuera. Ahora lo de Kempes... es demasiado ruido alrededor, y encima los resultados son malos. La mezcla es explosiva. Deben ir cerrando polémicas.