Real Madrid

Borja Mayoral: "Me fijo en Benzema desde que era cadete"

El canterano cedido en el Wolfsburgo habló con AS de cómo le van las cosas en Alemania y repasó la actualidad blanca: "Vallejo es un defensor brutal. Siempre está concentrado". Final Champions League en vivo online y en directo: Juventus Real Madrid .

¿Qué balance hace del primer tramo de la temporada?

Hago un balance positivo. He ido de menos a más. Al principio no contaban conmigo, no iba ni convocado pero luego, con trabajo duro, he superado las dificultades y ahora estoy jugando. Creo que lo he hecho bien cuando el entrenador me ha dado la oportunidad.

¿Cómo ha sido la adaptación a Alemania siendo tan joven y tan familiar como usted?

Es un cambio duro. Al principio es difícil porque echas de menos a la familia, los amigos, el entorno… Con 19 años salir fuera es duro, pero lo estoy llevando bien. Estoy contento.

¿Cómo es la comida y el idioma?

La comida no es tan buena como en España (risas). Pero me estoy acostumbrando. El idioma es difícil, a veces no entiendo todo. Pero doy clases cada semana y voy mejorando.

¿Con qué se queda de todo lo que le está ocurriendo?

Todo lo que me pasa es bueno. Estoy aprendiendo cosas nuevas que nunca me habían pasado. Con 19 años estoy madurando y creciendo mucho como jugador y como persona. Me está viniendo muy bien.

¿Qué diferencias hay entre el fútbol alemán y el español?

El alemán es un fútbol más de contacto, de fuerza… En España es un fútbol más de calidad y toque, cualquier equipo intenta tocar el balón. Es la principal diferencia.

¿Se entrena diferente en Alemania que en España?

Sí. Al principio me costó acostumbrarme a los entrenamientos de Alemania. Los primeros dos meses lo pasé mal, pero poco a poco me he ido acostumbrando. Ahora soy uno más.

¿Cómo llevó no jugar después de ser siempre indiscutible en todos los equipos por los que pasó?

Estoy aprendiendo cosas que nunca he vivido, que me vienen bien con 19 años de cara al futuro. Al principio no entraba ni en las convocatorias y fue difícil. Le di muchas vueltas a la cabeza y tenía dos opciones: venirme abajo o luchar. Elegí lo segundo y por eso ahora juego, el entrenador cuenta conmigo y es algo muy positivo para mí.

¿Le ha servido también para ver quién está ahí de verdad?

Yo soy listo y sé quién está a mi lado. Cuando marcas un gol, te revientan el móvil a mensajes y si no vas convocado casi nadie te habla… Eso forma parte de esto, lo llevo bien.

¿Cómo es la Bundesliga?

Es muy competitiva. El Bayern ahora va líder pero le ha costado… Es una buena competición. Los estadios están llenos y lo que me sorprende es que aunque el equipo vaya perdiendo te siguen aplaudiendo y animando.

¿El Madrid ha estado cerca suyo en los malos momentos de esta temporada?

Sí. Siempre ha habido gente del club que me ha preguntado, tanto cuando las cosas iban mal como cuando estaba jugando. Eso es bueno y se ve que el Madrid está pendiente de mí.

¿Han ido a verle?

Sí, cuando jugamos contra el Hertha hubo una persona del Madrid. Después del partido estuvimos hablando… Se nota que están pendientes y eso me ayuda.

Ha sido una de las grandes promesas del Madrid desde joven. ¿Cómo lleva esa presión?

Es difícil. Empieza todo el mundo a hablar de ti, los periódicos… Por eso es importante tener a alguien a tu lado que te pare los pies. Mi padre y mi familia siempre me han ayudado a tener los pies en el suelo, a que viera que aún no he conseguido nada. Siempre hago caso a mi familia antes que al resto de la gente.

¿En el vestuario del Madrid quién le ayudó más?

En general todos, pero algunos tuvieron detalles que me gustaron mucho. Por ejemplo, en mi primera convocatoria estaba nervioso e Isco me dijo que me sentara con él, me ayudó… También he hablado mucho con Sergio Ramos, me ha explicado cómo va esto. Con Cristiano hablaba mucho... Estoy agradecido a todos.

¿Mantiene que su objetivo es volver al Madrid?

Claro. Soy madridista desde pequeño y mi sueño es jugar en el Madrid. Es donde me he criado y me encantaría jugar allí.

¿Por qué la decisión de irse a Alemania teniendo ofertas en España?

Miré equipos en España, hablé con mi agente, con el club y al final nos decidimos por el Wolfsburgo. Es un gran reto y a mí me gustan los grandes retos.

¿Qué le dijo Zidane al irse?

Me dijo que era normal que saliese en busca de minutos para crecer. Me deseó suerte y me dijo que tenía calidad para jugar en cualquier equipo, que lo demostrase.

Zidane fue su gran valedor tanto en el Castilla como en el primer equipo.

Estaré eternamente agradecido a Zidane. Fue el entrenador que apostó por mí, primero en el Castilla y luego en el primer equipo. Me dio la confianza de jugar sin importar la edad, me dijo que tenía que ser yo mismo. Jugué de titular tres partidos con el primer equipo siendo tan joven, eso para mí es inolvidable.

¿Cambió la forma de entrenar de Zidane cuando subió al primer equipo?

Zidane siempre ha sido el mismo, pero ha ido cogiendo experiencia como entrenador. Sabe llevar al grupo y a los jugadores. Eso es muy importante en un entrenador y para mí en ese sentido él es el mejor.

¿Cuál fue la clave para el cambio tras la marcha de Benítez y la llegada de Zidane?

Zidane sabe llevar muy bien al grupo y a todos los jugadores, tanto a los que juegan como a los que no… Eso al Madrid le vino muy bien. Desde que llegó Zidane el equipo estuvo unido, todos estaban conjurados.

¿Le queda la espina de no haber jugador ningún minuto en esa Champions?

Eso es pedir mucho… Para mí fue inolvidable. Estuve sentado en el banquillo en unas semifinales de Champions. Nunca imaginé eso tan joven. Me hubiera gustado jugar, pero espero poder hacerlo en el futuro.

Vallejo está siendo la gran sensación en Alemania, ¿cómo le ve?

Todo el mundo habla de él, tanto en Alemania como en España. Allí hasta me preguntan a mí por él. Se merece todo lo que le está pasando. Es un defensor brutal, siempre está concentrado, es rápido… Además hace mucho equipo, es una persona diez.

¿Encaja en los gustos de la afición del Madrid?

Totalmente. Encajaría a la perfección. La concentración, las ganas con la que pelea cada balón… Eso le gusta mucho al madridismo. Si algún día juega en el Madrid, esas cosas enamorarán a la afición.

¿Carvajal es una referencia para ustedes?

Ayuda muchísimo su ejemplo. Sin yo preguntarle me dijo que ir a la Bundesliga me iba a ayudar a crecer como jugador y como persona. Carvajal es un gran jugador, fue a Alemania joven y fue el mejor lateral de la Bundesliga.

¿Le llaman o escriben jugadores del Madrid?

Sí. Lo agradezco porque se preocupan por mí aunque ya no estoy allí. Eso me ayuda y me gusta.

¿Cómo ve al Madrid desde la distancia?

Le veo muy fuerte. Sobre todo destaco que no se están dejando puntos tontos. Eso en la Liga es muy importante para los grandes equipos. Tienen una buena ventaja después de enfrentarse ya al Barcelona y al Atlético.

¿Cómo vivió aquel derbi que jugó en el Bernabéu?

Increíble, nunca lo olvidaré. Había vivido esa rivalidad con el Atlético durante años por la tele y me vi sentado en el banquillo. Y en el descanso me tocó salir, jamás olvidaré esa experiencia. La afición y los compañeros me ayudaron mucho, fue una pena la derrota.

¿Cómo llevó ser el centro de los focos y perder el anonimato?

Me pilló todo por sorpresa, pero con los pies en el suelo. Creo que lo llevé bien. Mis amigos alucinaban porque son madridistas y verme ahí en el Bernabéu fue increíble. Perder el anonimato lo llevé bien porque soy muy cercano, no me importa hacerme 10 o 15 fotos. Estoy contento de que la gente me quiera.

¿Quién fue su ídolo de pequeño?

Desde pequeño mi ídolo fue Raúl. Siempre metía goles, estaba ahí… Eso me ayuda a mejorar y a aprender.

¿En la actualidad en quien se fija?

En Benzema. Desde que era cadete me fijo en él. He tenido la suerte de entrenar un año entero con él y yo siempre le miraba, me fijaba en todos los detalles y sus movimientos.

¿Qué reto de goles se marca para 2017?

No me pongo una cifra. De momento ya he metido el primero y si sigo trabajando los siguientes llegarán solos…