REAL SOCIEDAD | VELA

"No podemos creernos nada, porque aún no lo hicimos"

El delantero mexicano de la Real Sociedad expresa en la Cadena SER su felicidad por el buen momento personal y colectivo por el atraviesa, pero pide prudencia y tranquilidad.

Carlos Vela

Granada vs Real Sociedad

Carlos Vela sonríe. Abiertamente. Se nota que es feliz. Y se encarga de exportar su felicidad a los más pequeños. El jugador mexicano de la Real Sociedad llega a la sede de San Sebastián 2016, en el centro de la capital gipuzkoana, con un regalo bajo el brazo. Un regalo para los niños más necesitados de la provincia, porque participa en la 'Campaña del Juguete' de la Cruz Roja en Gipuzkoa, que bajo el lema "Sus derechos en juego" pretenden un año más que ningún niño, por muy necesitado que esté, se quede sin su regalo de navidad.

Carlos Vela, que llega acompañado de la capitana del equipo femenino, Aintzane Encinas, quiere colaborar. Está especialmente sensibilizado con esta campaña, el hecho de que haya sido padre hace muy poco tiene mucho que ver. Romeo le ha cambiado la vida, vuelve a disfrutar del fútbol, vuelve a ser feliz, y lo demuestra. "Traigo regalos nuevos, una gorra, un balón, unos libros... un poco de todo para ayudar y que todos los niños de Gipuzkoa puedan tener su regalo nuevo estas navidades. Quiero alegrar las fiestas muchos niñosd, y también que sigan con sus deseos de ser de la Real, y que con estos detalles puedan tener unas bonitas navidades, y alegrarles con buenos resultados", dice el ariete de cancún en el micrófono de la Cadena SER, que se encarga de dar visibilidad a esta campaña de Cruz Roja.

En el marco de ese programa especial en Radio San Sebastián, Carlos Vela hace también un breve balance de su situación personal en la Real, y del momento dulce por el que atraviesan en lo colectivo. "Estamos haciendo una buena temporada, pero también somos conscientes y lo sabemos que esto es muy largo, y que hay que seguir haciendo las cosas muy bien para lograr algo bonito, porque esto es muy largo y creo que todavía no hemos hecho nada y que si queremos seguir disfrutando, vamos a tener que dar nuestro máximo exfuerzo cada día, y en ningún momento creernos nada, porque esto cambia mucho de una semana a otra", señala el mexicano, que pide paciencia y tranquilidad a la afición, como tratando de calmar la euforía que se respira en el entorno txuri-urdin. "No nos podemos venir arriba tan pronto, por intentarlo y por soñar, nunca está de más, eso es gratis y hay que intentarlo, por lo menos", añade.

A partir de ahí, Vela abre su corazón, más tierno ahora que ha sido padre por primera vez, para expresar cómo le ha cambiado la vida con Romeo en casa. "Creo que me hace tener una motivación extra, a la hora de hacer tu trabajo y salir al campo, día a día, lo afrontas de otra manera, ya tienes alguien en quien ver que van a llegar los frutos, y esperemos que sean puras cosas buenas", dice, explicando cómo lleva la tarea de ser padre. "Creo que me voy acostumbrando, al principio cuesta un poco, le vas agarrando el tranquillo y ya soy un super papá", comenta entre bromas, aunque se sincera que todavía muchos pañales no ha cambiado. "No te voy a engañar, la mamá hace más que yo", señala riéndose de forma relajada y jocosa, sin temor a hacer bromas. Se nota que vuelve a estar a gusto en San Sebastián, tras un año complicado en el que, incluso, no dudó en marcharse de la Real. Ahora el mejor Vela ha regresado. "Creo que cada día estoy mejor, pero se que todavía puedo dar más, y estoy trabajando para que esta temporada pueda ir cada vez mejor y pueda aportar a mí equipo muchas cosas".