Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

CLASIFICACIÓN MUNDIAL | INGLATERRA - ESCOCIA

Rooney volverá al once

Ambas selecciones lucirán la habitual amapola en la edición 113 del clásico. Un partido donde Southgate y Strachan se la juegan (20:45, 176 Mov+).

Rooney volverá al once
Carl Recine REUTERS

Wayne Rooney vuelve al once de Inglaterra para recibir a Escocia en un clásico con solera cuyo primer enfrentamiento data de 1872. Ninguno de los dos Old Enemies son hoy lo que llegaron a ser pero el 113º encuentro entre ambas selecciones tiene todavía atractivos suficientes como para que el imponente Wembley llene sus 90.000 localidades (10.000 vendrán desde Escocia). Está, por su puesto, en juego la clasificación para el Mundial 2018 pero también el futuro de los dos seleccionadores.

Gareth Southgate tomó el testigo de Allardyce en Inglaterra para sólo cuatro partidos tras el despido forzado del sustituto de Hodgson por un turbulento caso de corrupción. El interino ganó a Malta y sólo logró un empate a cero contra Eslovenia (y gracias) pero, ante la falta de alternativas serias para el puesto, empieza a cobrar fuerza la idea de que coja el cargo permanentemente si no hay una debacle en el choque ante Escocia y el amistoso contra España del próximo martes. No obstante, Inglaterra, pese a sus líos, todavía lidera el Grupo F con siete puntos de nueve posibles y una victoria hoy ante Escocia significaría otro gran paso hacia Rusia 2018.

La situación de Gordon Strachan es diferente pero podría acabar igual. Su Escocia es cuarta y, tras la última derrota por 3-0 ante Eslovaquia, otro bochorno similar ante los vecinos de Inglaterra podría suponer su fulminante despido.

Amapolas, a pesar de la FIFA

Inglaterra y Escocia lucirán las tradicionales amapolas (poppies) en recuerdo de los caídos en la Primera Guerra Mundial pese a la prohibición de la FIFA. Ambas selecciones se enfrentan a una sanción que puede ir desde una mera multa económica hasta la drástica reducción de puntos. Sin embargo, el director ejecutivo de la Federación Inglesa (FA) dejó ayer clara su decisión. “Estoy convencido de que tenemos la razón legalmente y sobre todo moralmente. La FIFA debería preocuparse de otros problemas más graves. Hay problemas más grandes que este”, dijo Glenn, recordando que en 2011 Inglaterra ya llevó las poppies en encuentro contra España disputado en otro 11 de noviembre, día del armisticio.