GIBRALTAR 0-BELGICA 6

Bélgica se da un homenaje con récord mundial incluido

Benteke tardó siete segundos en marcar. El anterior registro lo tenía Gualtieri, quien con San Marino tardó ocho segundos en anotar a Inglaterra en 1993.

Bélgica, con un espectacular Benteke, se dio un homenaje ante la débil Gibraltar y dejó un récord histórico que difícilmente se volverá a batir. Y es que el propio Benteke marcó el gol más rápido en la historia de la Copa del Mundo (fases previas y finales incluidas). El delantero del Crystal Palace tardó siete segundos en marcar, superando el anterior registro de Gualtieri quien, con San Marino, tardó ocho segundos en hacerle un gol a Inglaterra en 1993. Y eso que el choque comenzó con el saque de centro de Gibraltar, que perdió la pelota en la medular y no pudo con la velocidad y potencia del delantero belga.

Tras la anécdota, Bélgica siguió dominando. Roberto Martínez alineó un once con tres defensas para dominar a placer a Gibraltar, tal y como hizo Lopetegui contra Albania. Y la apuesta le salió bien. Dominó el choque de principio a fin y sólo Casciaro se acercó con peligro a la meta de Courtois, quien tuvo que lucirse ante el disparo del punta gibraltareño. Fue un espejismo. El resto fue un monólogo belga, con Benteke y Hazard en plan estelar. Poco después del primer gol llegó el segundo, obra de Witsel con un disparo lejano. Y antes de que se llegara el descanso Benteke aprovechó una buena circulación entre Hazard y Meunier para hacer el tercero.

Tras el paso por los vestuarios nada cambió. Bélgica seguía dominando a placer y Gibraltar aguantaba el tipo como podía. Así, en el minuto 50, Mertens quiso sumarse a la fiesta con el cuarto gol y acto seguido de nuevo Benteke completaba su particular hat-trick rematando de tacón una espectacular jugada de Hazard. Con el 0-5 Bélgica bajó un poco el pistón, aunque siguió generando ocasiones de peligro ante un errática defensa gibraltareña. Así, Hazard se aprovechó de un regalo de la zaga local para completar su buen partido con un gol, el sexto de su equipo, que cerró la goleada de Bélgica. Los de Roberto Martínez lideran el grupo H con pleno de victorias (tres de tres), mientras que Gibraltar cierra el grupo con pleno de derrotas.

Grecia y Bosnia vencen en los otros partidos del Grupo H

Grecia se impuso a domicilio a Estonia (0-2). Al igual que en el duelo en suelo luso, el encuentro comenzó con un gol tempranero; en el minuto 1, el defensa del Bolonia Vasilis Torosidis cabeceó al fondo de las mallas un centro tras jugada a balón parado, pero en el 20 tuvo que abandonar lesionado el terreno de juego. Stafylidis, ya en el 61 y de falta directa, puso la puntilla a los bálticos.

Bosnia firmó su segunda victoria de la clasificación al imponerse en casa a Chipre (2-0) con dos goles de Edin Dzeko. El jugador de la Roma anotó en el 70 y en el 80 para asentar al combinado balcánico en la tercera posición del grupo, en el que los chipriotas siguen penúltimos y sin puntuar.