MANCHESTER UNITED 1 - ZORYA 0

Un gol de Ibrahimovic da la primera victoria al United

El equipo de Mourinho no brilló como se espera pero tras ganar a Northampton y Leicester logró encadenar su tercera victoria consecutiva.
United-Southampton: Premier League

BEINSPORTS

El Manchester United continuó su rehabilitación con una victoria por 1-0 en la Europa League ante el desconocido Zorya Luhansk para arreglar su pifia de la primera jornada ante el Feyenoord. El equipo de José Mourinho no brilló como se espera pero tras ganar a Northampton (en Copa de la Liga) y Leicester logró encadenar su tercera victoria consecutiva para dejar atrás sus tres derrotas de principio de mes ante Manchester City, Feyenoord y Watford. Un solitario gol de Zlatan Ibrahimovic en el minuto 69 fue suficiente para lograr tres puntos y volver a enderezar el rumbo en un grupo A donde el Fenerbahce ya es líder en solitario con cuatro puntos.

Mourinho mantuvo a Rooney en el banquillo pero recuperó de inicio el doble pivote formado por Fellaini y Pogba. Con ellos a los mandos el United volvió a las andadas de primeros de Septiembre. Ni rastro del equipo vertiginoso que a lomos de Ander Herrera y Juan Mata destrozó al Leicester el fin de semana. El centrocampista belga y el francés muestran cualidades notables, sobresalientes incluso, de manera individual pero mezclan como el rojo y el granate sobre el campo. Y como el fútbol se cuece en su zona dio igual que arriba estuvieran Ibrahimovic, Rashford, Mata y Lingard con el gatillo preparado para el disparo.

El United amasó la posesión desde el primer minuto hasta límites insospechados sin apenas crear peligró sobre la portería de Shevchenko. Tanto toque apenas sirvió para que Rashford mandará un balón al palo durante una de esas primeras partes que uno hubiera preferido no haber visto.

Mourinho mantuvo intacto su plan hasta que los ucranianos le dieron un susto al contragolpe con una buena ocasión de Ljubenovic al inicio de la primera mitad. Entonces el portugués rescató a Rooney para la causa y el discutido capitán resultó mano de santo. Sólo segundos después de tomar el testigo de Lingard regaló a Ibrahimovic el primer gol y a la postre el único del encuentro. Porque el United, con el rival ya más abierto, apretó un poco más en busca del segundo pero el meta Shevchenko decidió que el 1-0 era lo más justo.