REAL MADRID

Los 5 errores que explican que Zidane no lograra el récord

El Villarreal frenó al Madrid y dejó a Zidane sin el récord absoluto de victorias en LaLiga. Los blancos siguen líderes, pero cometieron varios errores que sirven de aviso...

Villarreal-Osasuna en directo

El Villarreal frenó en seco la racha de 16 triunfos seguidos en Liga que sumaba hasta el miércoles el Real Madrid y dejó a Zidane sin el récord absoluto. Lo compartirá Guardiola, que firmó 16 victorias seguidas con el Barça en la temporada 2010-11. Al francés le sucedió lo mismo que al de Santpedor: en el 17º encuentro, empató a uno (los azulgrana firmaron 1-1 ante el Sporting en El Molinón). El Madrid llegó al partido ante el Submarino con más puntos que juego, pero con ese récord entre ceja y ceja. Sin embargo, se condenó por varios pecados

1. Regaló un tiempo

Este Madrid de Zidane se está acostumbrando a remar río arriba después de tirar la primera parte. Y eso no es una buena noticia. Sucedió contra el Celta, donde los de Berizzo fueron superiores en la primera mitad y anularon tácticamente al Madrid; ante el Sporting de Portugal en la Champions, partido al que el Madrid salió en Babia y espeso; contra el Espanyol y el ayer ante el Villarreal (no remató ni una sola vez a portería). Frente al Celta, Zidane revolucionó la segunda parte con la entrada de Lucas Vázquez y James, que lideró un ataque final de furia que acabó en triunfo final (2-1). Ante el Sporting, nuevamente los cambios sacudieron al Madrid en el segundo tiempo. Lucas Vázquez, James y Morata activaron a un equipo que ganó agónicamente con un tanto del ex de la Juventus en el 94’. Contra el Espanyol, volvió a ser James el que sacó del barro a un Madrid soso con un gol en el descuento de la primera parte. Pero ante el Villarreal, en esta ocasión, fue improductivo el arreón final. Cristiano tocó las alarmas al acabar el partido de Champions (“Esto es un aviso”), pero contra los de Escribá volvieron a caer. “No vamos a ganar siempre al final. Hemos concedido muchísimo en la primera parte. Hicimos la guerra cada uno por su cuenta”, se quejó Zidane, que se puso deberes: “Lo tenenemos que arreglar”.

2. Jaimitada en la lesión de Marcelo

Carvajal se pone las botas mientras sale Marcelo.

Carvajal fue el primero en protestar a González González por añadir sólo tres minutos al acabar el encuentro, pero fue él el que tardó ese tiempo en sustituir a un Marcelo que pidió el cambio lesionado (y ningún madridista tiró el balón fuera para que pudiera entrar). Una jaimitada que acabó en el gol del Villarreal. Un error de bulto en el Madrid que comenzó en el minuto 42. El brasileño pidió el cambio por molestias en su gemelo. El juego se reinició y no se detuvo hasta el penalti cometido por Sergio Ramos en el 45. En ese intervalo el Real Madrid jugó con uno menos y dispuso de una posesión pero no lanzó el balón fuera para que entrara Carvajal, que tardó un mundo en estar listo: un desbarajuste en la defensa, formada por tres futbolistas. En tres minutos el Villarreal generó una ocasión de que no aprovechó Cheryshev y la jugada del penalti por manos de Ramos. Tras el lanzamiento de la pena máxima que transformó Bruno, Carvajal saltó al césped…

3. Graves errores de Varane y Ramos en el penalti

El penalti que supuso el 0-1 del Villarreal lo cometió Ramos, con otra mano como la que cometió en Cornellà, pero fue un error gravísimo de Varane el que generó el peligro. El francés se creció cuando no debía, haciendo una ruleta en vez de despejar la pelota. Un fallo de concentración y tensión que hizo que Trigueros se apoderara del balón, rematara a puerta y Ramos interceptara el disparo con la mano, en otra acción teatral que acabó en pena máxima (en Cornellà, el sevillano se echó las manos a la cara y el árbitro no la pitó).

4. Benzema y Cristiano, lejos de forma; Morata y Lucas, suplentes

Cristiano y Benzema, dos de los integantes de la BBC, no están aún físicamente y eso mermó al Madrid. Ambos aún se encuentran lejos de su mejor forma después de salir de sus lesiones, pero para Zidane son titularísimos si no figuran en la lista de la enfermería. Del trío atacante, el único que se mantuvo a la altura fue Bale, que fue sustituido en el 72’ para dar entrada a Lucas Vázquez (Zidane lo tenía decidido debido a que el galés aún sigue renqueante del golpe en el costado). Minutos después, en el 77’, quitó a Benzema para dar entrada a Morata, que está en un momento efervescente. Ambos volvieron a ser elemento agitador (el delantero estuvo a punto de marcar en un cabezazo picado), pero el asedio final no acabó en victoria gracias a Sergio Asenjo, cuya actuación fue de campanillas.

5. Ausencia de Modric

Zinedine Zidane decidió en la previa del encuentro ante el Villarreal que Luka Modric debía entrar de lleno en esa política de rotaciones, pero lo cierto es que el Madrid es uno con el croata en el campo y otro sin él. Nadie crea el juego como él y se le echó de menos. Kovacic se mostró peleón, pero sin la clarividencia de su compatriota. Su ausencia la acusó el equipo blanco, que no encontró caminos en los espacios reducidos que preparó el Villarreal y cuando tocó a rebato era tarde…