RAYO VALLECANO

El Rayo se entrena media hora tarde con aparente normalidad

Los futbolistas saltaron al campo de entrenamiento treinta minutos más tarde. Miku y Trashorras no quisieron hablar sobre la polémica.

El Rayo Vallecano tenía previsto volver a los entrenamientos esta mañana a las 10:00, pero no fue hasta las 10:32 horas cuando la plantilla saltó al césped de la Ciudad Deportiva. En el grupo estuvieron Trashorras y Miku, dos de los protagonistas de la discusión desvelada en El Larguero. Durante el mismo todo transcurrió con normalidad y el grupo trabajó durante noventa minutos.

El hermetismo, la discreción, fueron las tónicas dominantes durante una mañana de conversaciones en el vestuario y visitas como la de Cobeño y la del director general, Luis Yáñez, al término de la sesión.

Una decena de periodistas presenciaron el entrenamiento, pero nadie de la plantilla y el club franjirrojo quiso hacer declaraciones, salvo Sandoval al irse (fue el último que abandonó la Ciudad Deportiva, con su coche sobre las 14:40 horas). Trashorras, uno de los implicados en la polémica, fue tajante: "Lo siento. Como comprenderéis no voy a hacer ninguna declaración".

Hubo dos reuniones

Antes de saltar al césped, la plantilla y el cuerpo técnico hablaron en el vestuario sobre lo acontecido en Almería y su filtración. Una de las cosas que se debatieron fue el hecho de hacer un comunicado desmintiendo la agresión del técnico a Miku. Una postura con la que el venezolano también estaba de acuerdo. Sin embargo, al término de la sesión y ya con Cobeño y Yáñez se determinó que era mejor no remover el asunto y transmitir imagen de normalidad.