SELECCIÓN

La Selección ha perdido 30 millones de euros en patrocinios

Desde que María José Claramunt es la responsable de la búsqueda y renovación de patrocinios se han ido 11 sponsors de la Selección

La Roja destiñe a los patrocinadores. Desde que Ángel María Villar decidió romper el contrato con Santa Mónica Sports en febrero de 2013, la Real Federación Española de Fútbol ha dejado de ingresar casi 30 millones de euros por la no renovación de patrocinios de primeras marcas mundiales. Según los datos a los que ha tenido acceso AS, un total de once patrocinadores no renovaron su contrato y entre esos sponsors perdidos pagaban a la Federación esa suma de 30 millones de euros, que se hubiese incrementado si hubieran prorrogado su vinculación como ha sucedido con los patrocinadores que se han mantenido.

El principal motivo para no continuar como patrocinadores de la Selección ha sido el descontento por el trato recibido y porque consideraban que el dineral que pagaban no se correspondía con lo que recibían, porque no tenían ni la posibilidad de elegir a los jugadores que más le gustaban para hacer su anuncio.

Cuando Villar decidió prescindir de Santa Mónica puso al frente de la renovación y búsqueda de nuevos patrocinios a María José Claramunt, responsable de márketing. Y es a ella a quien señalan varios de esos patrocinadores. “Era imposible hablar con ella, ni nos contestaba. Y pagábamos un dineral. Y no teníamos ni voz ni voto a la hora de solicitar jugadores para hacer los spots”, asegura una fuente de una de las marcas que no renovó su contrato.

Desde Nissan, Banesto y Gillette señalan directamente el menosprecio continuo de Claramunt como el motivo para no renovar su contrato. La marca Bimbo tampoco quiso seguir vinculada a la Federación en agosto de 2014. No se marchó por la eliminación temprana e inesperada y la mala imagen dada por España en el Mundial, sino que se fue porque no veía retorno a su inversión.

Claramunt no ha conseguido firmar a ningún nuevo patrocinador desde que dirige los patrocinios de la Selección (Sanitas y LG no llegaron por sus gestiones) y los que han renovado se mantienen desde la época en que fueron captados por Santa Mónica Sport.

Mal trato. Entre los actuales patrocinadores existe también malestar porque se consideran maltratados por la responsable de márketing. “Claramunt no nos coge ni el teléfono ni contesta nuestro mails. Si queremos hacer alguna activación ni siquiera nos responde”, aseguró una fuente de uno los sponsors actuales.

Llama bastante la atención a los expertos que no haya llegado ningún patrocinador fuerte para la Eurocopa y que la Selección no tiene ni coche, ni banco, ni petrolera que son sectores fijos en el patrocinio deportivo .

Según la documentación a la que ha tenido acceso AS (resumida en la tabla que ilustra esta página), de los once patrocinadores que le quedan a la Selección, siete tienen que renovar su contrato el 31 de agosto. Más que de la imagen que dé España en esta Eurocopa, en su decisión pesará más su relación con María José Claramunt, que es una ejecutiva ambiciosa que aspira a controlar toda la parcela económica de la Federación desbancando a Juan Padrón, quien ya no se deja ver ni en la final de Copa. Mientras tanto, Claramunt está presente en la foto del equipo oficial e incluso en las charlas técnicas de Del Bosque.