SELECCIÓN

Vicente del Bosque: “Álvaro Morata puede ser un grande”

El seleccionador repasa el estado de la Selección a 48 horas de salir para la Euro y responde a las críticas a la lista y a las ausencias.
Rusia vs España en directo online: amistoso internacional

España - Georgia en directo

—¿Cómo llega España a esta Eurocopa?

—Estamos bien, en las mejores condiciones. Tengo ilusión y confianza en este grupo.

—¿Ya sabe el equipo que va a poner el día 13 en el debut?

—Tenemos la idea clara de cómo queremos jugar y falta ponerle los nombres. Son todos parecidos y de un gran potencial. Luego hay algunas variaciones. No es lo mismo si jugamos con Silva que con Lucas Vázquez, con Koke que con Thiago o con Cesc. Todos pueden jugar.

—¿Y qué sistema es con el que vamos a empezar la Euro?

—En principio vamos a jugar con el 1-4-1-4-1. Pero en algún momento de los partidos o en algún partido en concreto tenemos otras posibilidades.

—¿Ha pensado en poner juntos a Busquets y Bruno?

—Sí, lo he pensado. Es que queremos y necesitamos alternativas. En fin, no puedo explicar todo al dedillo porque entraría en detalles que no conviene que se vean antes de tiempo. Pero en algunas situaciones puede convenir poner juntos a Bruno y Busquets. Pero para empezar queremos ser algo más ofensivos.

—La lista ha sido aceptada en veinte jugadores, puede que más. Pero también ha habido ausencias significativas. Y críticas por ello. Se ha hablado de Saúl, Mata, Isco, Mario Torres...

—Cuando se tienen que dar tantas explicaciones seguramente el que tiene menos razón es el seleccionador. Pero hemos hecho una lista equilibrada para las necesidades que tenemos. ¿Saúl no compite con la gente de medio campo? Para lo que nosotros queremos nos venían mejor los que hemos llamado. No hay nada más. No hay animosidad contra nadie. Lo de Saúl ha llamado la atención como el que no vengan Mata, Alcácer, Diego Costa o Torres. Si miramos el centro del campo están Busquets, Bruno, Iniesta, San José, Cesc, Thiago, Koke... ¡Pero si de esos van a jugar tres! ¡Es que es imposible traer a todos! Lo que casi no se discute son los 23 que han venido.

—Bueno, de los del Chelsea sí se han discutido. Se ha hablado de Pedro y Cesc, y también, algo menos, de Azpilicueta.

—Pues en mi opinión, sinceramente, se ha hablado de ellos sin muchos motivos. El Chelsea no ha hecho buena temporada, pero creo que Cesc sí la ha hecho; Azpilicueta ha hecho una buena temporada y Pedro es Pedro, un jugador que con la Selección siempre lo hace bien.

—Nunca llama a los que no convoca, ¿por qué?

—Porque les diga lo que les diga es imposible que lo asuman, que lo comprendan. Los años que estuve en la cantera del Real Madrid tuve que decirle a muchos chavales con todo el dolor de mi corazón que se volvieran para su casa. ¡Eso sí que me dolió! Cada temporada era un sufrimiento mandarles de regreso a su pueblo, a su ciudad. Pero esto es la Selección. Esto es el fútbol profesional. Aquí ya sabemos todos lo que hay. Yo sé que por muchas explicaciones que diera no iba a convencer a ninguno de los que no ha venido.

—¿Le cansa tener que dar tantas explicaciones?

Podría contestar más seco, que es lo que me apetece. Pero comprendo que la Prensa, y por medio de ella los aficionados, necesitan tener explicaciones. Intento cumplir con esa responsabilidad. También sabemos que las críticas a las listas, que las ha habido más o menos contestadas, a veces tienen que ver con los colores de cada uno, sus sentimientos más que la realidad. Nosotros, el cuerpo técnico de la Selección, somos más objetivos. No nos guiamos por unos colores, sólo por hacer lo que creemos mejor para la Selección.

—La ausencia de Mario también ha sido muy comentada. ¿No contaba con una lesión de Juanfran o Carvajal? ¿Ha sido por eso?

—Los tres jugadores que teníamos para esa posición eran Juanfran, Carvajal y Mario. Pero el calendario nos llevó a tomar decisiones. Una vez que vino Bellerín, que le vemos cómo está, ya no conducía a nada echarle para llamar a Mario. Era una situación en la que, por su propia naturaleza, hemos hecho lo que había que hacer. Porque es que además Bellerín es muy bueno. Como otros de los meritorios que se han ido. Cualquiera de ellos podría estar aquí si hubiéramos tenido que echar mano de ellos por lesión de un compañero.

—¿Las críticas a la lista se pueden explicar globalmente en que ha hecho más un equipo que una selección?

—Es que no se trata sólo de hacer un equipo, hay que hacer una plantilla. Hay que entrenar con dos jugadores por posición. Si es que luego es un lío no tener equilibrio. Este grupo está pensado para resolver cualquier emergencia en cualquier momento. A eso responde la presencia de otros futbolistas de los que también se ha hablado, como Bruno y San José.

—¿La llamada a Lucas Vázquez renunciando a más centrocampistas interiores como Isco obedece a su voluntad de jugar más por las bandas?

—Es necesario tener jugadores que individualmente sean capaces de resolver problemas. Lucas viene fresco, con emoción e ilusión, y nos va a aportar algo que a la Selección le hace falta.

—¿Qué espera de Nolito?

—Espero lo que ha hecho con el Celta y en estos últimos amistosos. Prefiero un especialista en una posición que un remiendo en otra, por muy bueno que sea en la suya original. Nolito hace buen trabajo en la banda, ofensivo y defensivo. Abre el campo, individualmente es bueno y tiene gol. ¡Qué más queremos!

—¿Tiene Nolito un aroma a Villa?

—No, yo creo que son distintos. Villa vivía para el gol y Nolito hace otra función. Creo que nos va a ayudar y que ha sido un acierto traerlo.

—¿Cree que Morata aumentará su cotización en la Eurocopa?

—Pues ojalá sea así, significaría que le ha ido bien a él y a la Selección también con él. Sería que no se ha quedado en apariencia sino en realidad

—¿Qué espera de Morata?

—Trabajo, desmarque, movimiento, remate y, si hay ocasión, gol. Tiene que acercarse a los centrocampistas, ofrecerse, dar salida al pase de sus compañeros. Tiene que estirar al equipo, saber jugar en los límites del fuera de juego. En fin, todo lo que se espera de un buen delantero.

—Morata tiene 23 años, él dice que en dos o tres años se ve capaz de competir al nivel de Lewandowski, Luis Suárez..., en fin de los grandes cracks. ¿Qué opina?

—Ese es su reto y condiciones tiene para lograrlo. Por eso está aquí. La mejor prueba de que creo en él es que le he llamado. Morata tiene muy buenas condiciones: poderío físico, inteligencia para moverse en el ataque, intuición en el área, maneja las dos piernas, tiene buen golpeo, va bien de cabeza. Tiene todo para ser un gran delantero.

—¿Y Aduriz, qué tal?

—Pues estamos encantados con él. Tiene un gran comportamiento. No es mohíno, al revés. Y como jugador tiene unas cualidades que hemos visto toda la temporada. Ha metido muchos goles. Además, me alegro porque es un ejemplo. En una sociedad en la que parece que los viejos ya no valemos para una vida normal. La edad no es un mérito ni un demérito, es un estado.

—¿Por qué fía el éxito de España a la solidez del eje Busquets-Sergio Ramos-Piqué? ¿No es España un equipo ofensivo?

—Porque si ellos tres están a su mejor nivel, si están con emoción e ilusión, contagiarán a todos los demás. Y esa confianza, seguridad y personalidad en esas posiciones es fundamental para el equipo.

—¿Estamos en puertas de un relevo en la portería?

—Eso ya lo veremos. Casillas, De Gea y Sergio Rico están los tres bien, ahora veremos los entrenamientos y luego llegará el momento de elegir un once.

—¿Cree que Francia o Alemania son mejores que España?

—Son otro estilo, no sé si mejores que nosotros. Pero yo les tengo mucho respeto, también a Inglaterra porque tiene un potencial fantástico. Esas tres selecciones son muy fuertes. Pero España es la vigente campeona.

—¿Su continuidad depende del resultado de España en la Eurocopa?

—No. Yo creo que no.

—¿No cree que el que empieza una cosa debe terminarla? En septiembre arranca la clasificación para Rusia 2018...

—Eso, conmigo o con otro es una papeleta difícil. Sólo se clasifica uno por grupo. Están Italia, Albania, Israel. No va a ser cómodo.

—¿De los once meritorios que se llevó a Austria, cuántos cree que cuajarán en la Selección?

—No voy a decir nombres, pero en ese grupo de once jugadores nos hemos equivocado muy poquito. Son el futuro.

—¿Le duele que digan que lo de Saúl es una injusticia?

—Sí puede ser una injusticia, pero como una injusticia es no traer a Mata o a Isco. ¡Pero no podemos más, no tenemos otra solución. ¿Qué vamos a hacer? Pero Saúl tiene futuro en la Selección, no me cabe la menor duda y aunque esto sea un pelín un freno. Yo no he propiciado su paso adelante, pero le deseo lo mejor.

—¿A qué obedece el cambio tan radical en la política de los entrenamientos? Antes casi todos eran a puerta abierta y ahora casi todos son a puerta cerrada. ¿Se lo han pedido los jugadores, ha sido idea suya, es porque la Prensa le resulta incómoda?

—No, simplemente se trata de la necesidad de trabajar con más tranquilidad, para mayor concentración. No es lo mismo trabajar a puerta abierta que cerrada. Siempre hay niños que gritan cuando ven a los jugadores, voces... vamos que terminas por distraerte. Pero no es por otra razón más allá de que trabajamos más centrados a solas, sin más. No hay que ver más allá.