Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Joventut Badalona JOV

34

Movistar Estudiantes EST

43

FINALIZADO
Morabanc Andorra AND

87

San Pablo Burgos BUR

74

FINALIZADO
Casademont Zaragoza ZAR

84

Retabet Bilbao BLB

61

Liga Holandesa
EN JUEGO
Twente Twente TWE

0

Willem II Willem II WII

1

EN JUEGO
Utrecht Utrecht UTR

0

PSV PSV PSV

0

EN JUEGO
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

0

Vitesse Vitesse VIT

2

FINALIZADO
AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

2

Heerenveen Heerenveen HEE

4

FINALIZADO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Ajax Ajax AA

2

INGLATERRA

Cantona: "Debí pegar más fuerte al aficionado del Crystal Palace"

El francés no se arrepiente de la patada. Confiesa que jamás vio la escena por televisión y cuenta cómo comenzó la moda de subirse el cuello de la camiseta.

El tiempo no han servido para calmar los ánimos de Eric Cantona. Han pasado 21 años desde que el francés se viera envuelto en una de las peleas de fútbol más repetidas por televisión después de irse a la grada y propinar una patada de ‘kung-fu’ a un aficionado del Crystal Palace.

El exjugador del Manchester United vio la cartulina roja por una entrada al portero Richard Shaw. Un aficionado del Selhurst Park bajó hasta la línea del campo para incrperar al francés. “Vuelve a tu país, bastardo”, es la versión que se ha mantenido hasta ahora. Cantona, que tampoco necesita mucho para calentarse, fue hacia él y comenzó la escena mil veces repetida. Ahora Cantona asegura que debió darle más fuerte cuando le preguntan qué hubiera pasado si después de la patada hubiera mantenido el equilibrio. “Se equivoca, caí de pie. Y por ello fui a darle un puñetazo, pero no le di lo bastante fuerte. Debería haberle pegado más duro”, dijo en una charla con lectores en ‘Fourfourtwo’.

Cantona no se muestra arrepentido de la acción que le ha perseguido toda su vida, pero sí confiesa que no vio ni una sola vez esa imagen repetida en televisión. “Jamás la he visto porque sabía lo que había hecho. Mi casa estaba rodeada de periodistas y eso bastaba para darme cuenta de lo sucedido. Mi casa era pequeña y ellos me tapaban la luz. Me sentía como un actor. Creo que Nike supo sacar provecho de mi personaje y lo hizo muy bien”.

El exfutbolista francés también cuenta en qué momento le dio por subirse el cuello de la camiseta. Una acción que fue imitada por muchos de sus compañeros y por miles de jóvenes en el fútbol base. “No estaba pensado. Me puse la camiseta y hacía mucho frío. El cuello se quedó hacia arriba y así lo dejé. El equipo ganó y se convirtió en un hábito”.