• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Benfica

26' Raúl Jiménez

57' Sale Pizzi entra Goncalo Guedes

69' Carcela-González

67' Sale Salvio entra Anderson Talisca

74'

75' Anderson Talisca

87' Sale Eliseu entra Jovic

90' André Almeida

Bayern

37' Vidal

51' Müller

73' Javi Martínez

83' Sale Müller entra Lewandowski

89' Sale Xabi Alonso entra Bernat

91' Sale Ribéry entra Götze

BENFICA 2 - BAYERN MÚNICH 2

El Bayern y Arturo Vidal son demasiado para el Benfica

Con la excepción de un susto de diez minutos, el Bayern de Múnich jugó un partido cómodo y consiguió empatar a dos goles con el Benfica.

BEIN SPORTS

Era demasiada proeza para el Benfica. Hombre por hombre, el Bayern de Múnich era superior sobre el papel y así quedó plasmado en el Estadio Da Luz. El Benfica planteó el partido valientemente, trazando la línea defensiva a diez metros del centro del campo, pero eso solo le sirvió para no echarse atrás; el balón, en un 70% fue siempre del Bayern,aunque no creara peligro.

El equipo de Guardiola se dedicó a controlar frente a un equipo lisboeta casi juvenil. Rui Vitoria quiso apostar por la juventud y la movilidad, no pudo contar con Mitroglou y sacó a Jiménez, pero tuvo el gran fallo de dejar jugara sus anchas a Xabi Alonso. El veterano jugador, a los cinco minutos ya boqueaba falto de oxígeno, pero si le dejan jugar tranquilo, como así fue todo el partido, desmonta cualquier táctica rival. Él solo descompuso a todo el centro campo lisboeta, que veía cómo volaba el balón a un punto extraño donde invariablemente aparecía un alemán.

El Bayern tenía todo controlado, pero un chispazo lo tiene cualquiera y es lo que
ocurrió con Jiménez, que remató magistralmente a la red. Ni así se desconcertó el Bayern, que siguió a lo suyo y pronto encontró premio a su indiscutible calidad individual y colectiva.

La segunda parte con el tempranero gol de Müller, hizo todo mas fácil para el Bayern. Douglas, Vidal y Müller tuvieron buenas ocasiones para ampliar el marcador. El Benfica rompió el entramado defensivo, que ya no le servía, y se lanzó a por todas. Encontró el empate en una falta al borde del área, y tuvo la suerte el equipo de que acabara de entrar Talisca, un junco brasileño con una zurda de seda que solo sabe hacer exactamente eso, disparar a media distancia. Se la cuadró a Neuer y así el Benfica pudo acabar de pie su brillante carrera en esta Champions. El equipo hizo todo lo que pudo y salió con honor; el Bayern cumplió, pero su centro defensivo sigue despertando muchas dudas, por arriba y por abajo.