Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

RUMANIA-ESPAÑA

Uno por uno: Casillas aviva el debate de la portería

El portero hizo dos buenas paradas en la primera mitad que salvaron a España. En un partido espeso de la Selección, ninguno hizo mérito para ganarse la titularidad.

ATLAS

El portero hizo dos buenas paradas en la primera mitad que salvaron a España. En un partido espeso de la Selección, ninguno hizo mérito para ganarse la titularidad.

Casillas: Dos buenas paradas a Stanciu en la primera mitad salvaron a España. Solventó el trabajo que tuvo.

Mario: Tapó bien las subidas por su banda. Se prodigó poco en ataque.

Piqué: Titular en los dos partidos (Italia-Rumania). Tuvo una ocasión a la salida de un córner y se mostró seguro detrás.

Bartra: Pareja de Piqué. Seguro al corte y en la intercepción. Se sumó al ataque en las jugadas de estrategia. Jugó los 90 minutos y cumplió.

Jordi Alba; Vio una tarjeta amarilla por una entrada en campo contrario. Poco incisivo.

Pedro: Cerca de marcar en el minuto 10 gracias a una triangulación entre Silva y Bartra que sacó el portero rumano. Bajó en ocasiones a la medular para triangular y ayudar en la salida. Apareció poco en un discreto partido.

Sergi Roberto: Debutó en la Selección de la mano de Del Bosque (60). No arriesgó. 

Koke: Apoyó a los centrales en los repliegues. Muy paralelo a Sergi Roberto. Siempre buscó ofrecerse.

Silva: Empezó de enganche y trabajó entre líneas buscando paredes y desmarques. Marcó el ritmo ofensivo de España en la primera mitad, pero se diluyó poco a poco como el resto del equipo.

Nolito: Se dejó caer a la banda izquierda. Creó peligro intentado el remate y buscando a los compañeros.

Alcácer: Peleó con los centrales rumanos y estuvo incansable en los desmarques. No dispuso de ocasiones.

Isco: Lo más destacado fue una falta táctica por la que vio amarilla.

Nacho: Entró por Piqué y apenas tuvo trabajo.

Aduriz: No pudo volver a marcar como ya hiciera contra Italia. Pocos minutos, pero pisó área.

Cesc: Como el resto del centro del campo español: gris y poco fluido. Reclamó un penalti en el último minuto.

Morata: En los pocos minutos que estuvo en el campo intentó llevar el peligro.