BARCELONA

Las cinco claves para que el Arsenal detenga al Barça

La prensa inglesa explica las pautas a seguir para que el equipo londinense consiga dar la vuelta a la eliminatoria de ida de la Champions League.

BEIN SPORTS

Esta noche en el Camp Nou el Arsenal debe hacer un partido inmaculado para lograr darle la vuelta al partido de ida de la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones. Para ello, el diario Mirror ofrece las cinco tareas que debe llevar a cabo el conjunto londinense.

Presionar arriba a la defensa del Barcelona:

El Arsenal debe presionar arriba para incomodar a la defensa del Barça, algo que ya hicieron este año Atlético de Madrid, Málaga y Athletic de Bilbao con el fin de arrebatar la posesión al equipo blaugrana. Deben cortar el suministro de balones limpios a Busquets, así como ganar los balones altos. A pesar de que Olivier Giroud no sea  un jugador veloz, Alexis Sánchez y Theo Walcott aportarían lo que le hace falta al Arsenal para conseguir esto.

Tomar ventaja en la primera mitad:

A menudo los equipos juegan al Barça de tú a tú en la primera mitad del encuentro y esa motivación se va desvaneciendo hasta que, en la segunda mitad, por lo general, el Barça gana simplemente por ser mejor equipo. Los ‘gunners’ deben hacer un gol antes de que acaben los primeros 45 minutos, ya que de no ser así estarían firmando su sentencia de muerte en la Champions League.

Aprovechar los cambios:

Con todas las competiciones en las que participan los jugadores del Barcelona, sorprende que Luis Enrique no haya dado algo más de descanso a sus jugadores. No se puede luchar contra la motivación del Barça, pero sí contra el aspecto físico de los culés. El Arsenal mantiene la esperanza de pillar al Barça en el día adecuado y estar más fresco que su rival.

Descartar a Per Mertesacker:

A pesar de que el defensa es una torre y es lo suficientemente fuerte como para detener a Luis Suárez y le daría a su equipo una gran ventaja en el juego aéreo, el alemán no tendría muchas posibilidades en caso de que Messi y Neymar le encaren en carrera, lo que podría costar muy caro a los londinenses.

Tener suerte:

El mejor equipo del mundo no puede ganar siempre y mientras el Barcelona tiene más calidad, no hay garantías de que siempre vayan a salir victoriosos. Es por eso que la última de las claves a las que se acogen pasa por que el Barça no tenga su día.