REAL MADRID

Faubert y su 'siesta': "No me dormí, cerré los ojos y respiré"

El futbolista, al que recuerdan de su etapa en el Madrid más por su siesta en el banquillo más que por su fútbol, habló sobre su estancia en el club.

Muchos recordarán a Julien Faubert de su paso por el Real Madrid. Ahora, después de un tiempo sin equipo tras su salida del Girondins de Burdeos (estuvo incluso entrenando con el Gavà en Tercera División), milita en la Premiership escocesa, concretamente en el Kilmarnock.

El Daily Mail recoge una entrevista con el futbolista, donde habló sobre su paso por el la capital española: “He compartido mi experiencia en el Real Madrid con los jugadores. No hay mucha gente que pueda decir que estuviera en ese vestuario y los jugadores del Kilmarnock querían saber cómo era aquello”.

Recordó el once inicial del club blanco cuando él llegó: “En el equipo que jugué estaban Casillas, Ramos, Marcelo, Cannavaro y Pepe en la defensa. Lass o Gago en el medio con Sneijder y Van der Vaart. Arriba estaba Robben por la derecha, Higuaín en la banda izquierda y en el centro Van Nistelrooy o Raúl”.

Su paso por el Madrid consta de 54 minutos jugados repartidos entre dos encuentros contra Racing y Athletic de Bilbao, pero el francés no se arrepiente: “Fue una parte increíble de mi vida en la que aprendí mucho. Sólo pude jugar dos partidos, pero si tuviera que elegir otra vez, volvería a ir”.

Sin embargo, la acción que más se recuerda de Faubert no se produjo dentro del terreno de juego, sino en el banquillo durante un partido contra el Villarreal, donde las cámaras de televisión captaron una imagen del futbolista con los ojos cerrados y le acusaron de dormirse. El jugador lo explicó así: “Eso no fue verdad. En España las cámaras de televisión y los fotógrafos están enfocadas en el banquillo los noventa minutos de cada partido. Si tú haces algo malo, ellos siempre hacen una historia de ello. Lo único que hice fue respirar profundo y cerrar mis ojos durante unos diez segundos”.

Tras ello, Faubert cuenta que “tomaron fotos haciendo una gran historia sobre aquello. Juande Ramos (entrenador por aquel entonces), me dijo que no me preocupara, que esto era el Real Madrid y que necesitaban hablar sobre algo”.

El jugador francés llegó cedido al Real Madrid con 25 años por 1,5 millones de euros hasta final de temporada con una opción de compra de seis millones y pasó con más pena que gloria al no cumplir con lo que se esperaba de él. Desde entonces, su carrera ha ido dando tumbos de un lado a otro hasta llegar al Kilmarnock, donde espera “aportar su experiencia” al equipo escocés.