REAL MADRID

Multa a James: 10.400 euros por desobedencia a la autoridad

Según apunta el diario ABC, el jugador del Madrid ha sido sancionado con la infracción más grave por no obedecer a la policía en su altercado de Año Nuevo en la M-40.

0

El futbolista colombiano del Real Madrid, James Rodríguez, ha sido sancionado con 10.400 euros por huir de la Policía cuando le sorprendió circulando con su vehículo a más de 200 kilómetros por hora.

James fue cazado por las cámaras de ASTV cuando se dirigía, a toda velocidad, hacía la Ciudad Deportiva de Valdebebas y era perseguido por un coche policial camuflado, que persistentemente le indicada el alto, y al que James hizo caso omiso, entrando en las instalaciones del conjunto blanco. Mientras, la Policía Nacional pedía explicaciones a la seguridad privada del Madrid aún con el megáfono activado: “¡Le íbamos persiguiendo a 200 kilómetros por hora por la M-40". Según fuentes del Madrid, James no se detuvo por temor a sufrir un secuestro.

Al futbolista colombiano del Real Madrid se le ha impuesto la infracción más grave, en grado mínimo, por desobediencia o resistencia a la autoridad (las multas van desde 601 euros a 10.400). Se trata del importe máximo que se puede imponer por una falta grave por desobediencia o resistencia a la autoridad, según la Ley de Seguridad Ciudadana.

La delegada de Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, que ha copresidido hoy la Junta de Seguridad local del municipio de Alcorcón, ha confirmado la sanción, que fue notificada el pasado 19 de febrero.

A partir la fecha de notificación, el futbolista tiene un plazo de quince días para recurrir o para pagar de forma voluntaria, lo que supondría una reducción a la mitad de la multa.

La sanción responde a la infracción cometida por Rodríguez el 1 de enero, cuando fue interceptado por un coche patrulla camuflado de la Policía Nacional circulando por la autovía M-40 a más de 200 kilómetros por hora.

Los agentes persiguieron al futbolista para darle el alto e imponerle la pertinente multa por exceso de velocidad, pero James Rodríguez, lejos de parar, ignoró las órdenes de los policías, continuó su marcha y se metió en las instalaciones de la Ciudad Deportiva del Real Madrid en Valdebebas.

"No conocemos si ha recurrido o si ha pagado, en cualquier caso hemos cumplido con nuestra obligación", ha insistido Dancausa, quien ha aclarado que "se le ha multado por falta de desobediencia a la Policía, por no parar cuando se le dio el alto", ya que el presunto delito por exceso de velocidad va por la vía penal.

La delegada de Gobierno ha asegurado también que se ha tenido cuenta "la capacidad económica de la persona", el efecto que transmite a la sociedad, al ser una persona conocida, y que "él mismo ha reconocido su culpabilidad", por lo que se le ha aplicado "dentro de la mínima, la sanción máxima".