• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Newcastle

34' Tioté

41' Wijnaldum

66' Mitrovic

80' Sale Colback entra Yoan Gouffran

84' Sale Tioté entra Ivan Toney

89' Dummett

91' Sale Ayoze Pérez entra De Jong

M. United

8' Rooney

24' Fellaini

29' Ander Herrera

37' Jesse Lingard

63' Sale Jesse Lingard entra Depay

65' Smalling

74' Sale Ander Herrera entra Mata

78' Rooney

NEWCASTLE 3 - MANCHESTER UNITED 3

Dummett deja a Van Gaal en la picota a pesar de Rooney

El galés empató para el Newcastle en el tiempo de descuento un partido en el que el United se había colocado 0-2. Rooney, con un doblete, no fue suficiente para los de Van Gaal.

El equipo red devil mejoró su imagen de los últimos partidos gracias a una actuación estelar de un Wayne Rooney convertido en el apagafuegos de los incendios de Louis Van Gaal. El capitán, que marcó ante el Swansea y contra el Sheffield United en los dos anteriores encuentros para salvar a su técnico de la quema, repitió en St James Park con un doblete y una asistencia que lideraron a su equipo hasta la victoria hasta el minuto 89. Pero entonces Dummett se coló en la fiesta del renacido capitán de Old Trafford para hacer el empate a tres y robarles dos puntos de oro justo antes del gran clásico contra el Liverpool.

Van Gaal dejó a Juan Mata, Schweinsteiger y Depay fuera del once después de la decepcionante imagen del equipo en la victoria in extremis ante el Sheffield United del fin de semana. La decisión, bien fuera por descanso de cara al encuentro contra los reds del domingo o por motivos tácticos, surtió efecto en el campo. Lingard aportó velocidad en un ataque junto a Martial y Rooney mientras que Schneiderlin dominó los tiempos del encuentro con la ayuda de Ander Herrera y Fellaini en la creación.

Así, el equipo red devil se adelantó pronto en el marcador gracias a un riguroso penalti por mano involuntaria de Mbemba tras un cabezazo de Fellaini. El defensor no quiso golpearla pero el árbitro señaló la pena máxima y Rooney tiró de galones para poner el 0-1 en el marcador.

El Newcastle reaccionó pronto con la velocidad de Ayoze y Mitrovic al contragolpe y pudo empatar la contienda si el árbitro no hubiera hecho la vista gorda en otro claro penalti de Lingard sobre Janmaat. Rooney perdonó después el 2-0 y acto seguido David De Gea hizo su milagro de cada día para con una de sus típicas paradas de balonmano evitar el 1-1 de Wijnaldum.

El United lo aprovechó ya pasada la media hora para poner el partido cuesta abajo con un contragolpe de libro genialmente conducido por Rooney y culminado con frialdad por Lingard. No obstante, y cuando todo apuntaba a una segunda parte plácida para los red devils, Wijnaldum emergió en el minuto 42 para dar meter a su equipo en el partido y regalar una segunda mitad mágica.

Lingard perdonó el 3-1 tras salir de los vestuarios y en el minuto 67 el árbitro volvió a convertirse en el protagonista tras señalar penalti de Smalling sobre Mitrovic por un forcejeo más propio de la lucha libre que de un encuentro de fútbol. El propio delantero serbio remató la faena con el empate y dio aires renovados a su equipo para buscar la remontada definitiva. Pero cuando las urracas más empujaban en busca del 3-2, Rooney volvió a cortarles las alas con un gran disparo desde la frontal del área imparable para Elliot. El capitán, poco después, pudo coronarse con un hattrick pero en cambio fue Dummett que el acabó como rey del choque al establecer el definitivo empate a tres. Un premio a la altura del esfuerzo de su equipo y, sobre todo, de uno de los mejores encuentros de lo que va de Premier.

Resto de la jornada.  El West Ham, que subió al quinto lugar con 35 puntos, remontó un gol del Bournemouth en el inicio y se impuso con un doblete del ecuatoriano Enner Valencia y un tanto de Dimitri Payet.

En el otro partido de la jornada, el colista Aston Villa derrotó 1-0 como local al Crystal Palace con un tanto de Joleon Lescott a los 58 minutos tras un error del arquero Wayne Hennessey y puso fin a una racha de 19 partidos sin victorias. El Villa, que no ganaba un partido desde la primera fecha, celebró apenas su segundo triunfo de la temporada. "Esto es enorme. Han sido tiempos difíciles para nosotros", comentó Lescott.