El Liverpool corta la racha del Leicester 10 jornadas después

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Liverpool

37' Sale Divock Origi entra Benteke

45' Lallana

51' Emre Can

62' Benteke

90' Sale Coutinho entra Lucas Leiva

92' Sale Lallana entra Joe Allen

Leicester

61' Huth

68' Sale Okazaki entra Dyer

68' Sale Vardy entra Ulloa

79' Sale Mahrez entra Kramaric

LIVERPOOL 1 - LEICESTER 0

El Liverpool corta la racha del Leicester 10 jornadas después

Triunfo de prestigio del Liverpool de Klopp ante el líder, que suma su segunda derrota de la temporada. Benteke hizo el único gol en un partido poco vistoso.

El Liverpool sigue en una zona de la clasificación indigna para su historia, pero afrontará la última semana de un año convulso con la moral reforzada después de protagonizar la segunda derrota liguera del sorprendente Leicester, hasta ahora líder, que permanecía imbatido desde septiembre. No hubo fútbol de ensueño en el duelo de Anfield, fue más bien tosco, poco vistoso y durante más de una hora, nada efectivo.

Ninguno de los dos equipos tomó la iniciativa en la primera mitad, si bien hubo más ocasiones para los de Jürgen Klopp. Las expectativas sobre el técnico alemán son exigentes, los aficionados red esperan un equipo vertical, vertiginoso como aquel Borussia Dortmund que deslumbró por Europa antes de desvanecerse. Su Liverpool hoy no es eso, aunque por sus fogonazos se vislumbra que irá a mejor. Coutinho, Firmino y Lallana tienen las cualidades necesarias para ejecutarlo, pero de momento sigue teniendo más protagonismo el oficio de Henderson o Benteke.

Fue el delantero belga quien derribó la muralla de un partido condenado al 0-0. Había sustituido tras el descanso a Origi y dispuso de un par de ocasiones previas difíciles de aprovechar. En el minuto 65, Firmino hizo grande una pequeña grieta de la sólida zaga del Leicester y, apoyándose en Emre Can, asistió para que Benteke disparara al primer toque.

Era la primera ocasión clara del partido y la penúltima. A partir de entonces hubo contención, contraataques rápidamente frustrados y jugadas de estrategia desde el saque de banda. Sólo Mignolet tuvo que esmerarse de verdad para desviar un remate de Dyer a bocajarro con una parada de reflejos. Con todo, Benteke rozó su segundo a la contra después de que Schmeichel subiera a rematar un córner a la desesperada. Un 2-0 que no habría hecho justicia a tan poco fútbol.

0 Comentarios

Normas Mostrar