Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

Irlanda encuentra un empate en la niebla bosnia de Zenica

BOSNIA 1 - IRLANDA 1

Irlanda encuentra un empate en la niebla bosnia de Zenica

Dzeko mpató en el minuto 84' una eliminatoria que se la había puesto muy de cara a los irlandeses gracias al gol de Bardy tres minutos antes.

Bosnia o Irlanda jugarán la Eurocopa y no será por partidos como el de la ida de la repesca, desde luego. La niebla de Zenica dejó sin visibilidad suficiente al público que quiso seguir el choque por televisión y se puede considerar hasta una buena noticia para los afectados. Los irlandeses rescataron un empate, valiosísimo empate, aunque por cómo se produjo la sucesión de goles puede considerarse hasta un marcador decepcionante. El conjunto de Martin O’Neill logró adelantarse en el 82 con un buen zurdazo de Brady, aunque, casi sin tiempo para asimilarlo, Dzeko empató tras una jugada bien trenzada de los bosnios por la derecha. No hubo mucho más. O no se vio.

La densa niebla que fue cayendo sobre el césped según pasaron los minutos condicionó un encuentro que, pese a ello, el árbitro decidió no aplazar. La visión era mínima pero suficiente para que los jugadores continuaran el partido y sólo en los últimos minutos, cuando unos y otros parecían acostumbrados, se atisbó algo parecido a fútbol. Antes de eso el encuentro fue desesperante. Bosnia quiso dominar pero no puso y tampoco supo. Pjanic pasó desapercibido y con ello se murieron las opciones de ganar a través del control de los bosnios. Aún así, el centrocampista tuvo la única y más clara ocasión con un tiro desde la frontal que se marchó alto.

A Irlanda le iba bien con el empate y se alió con la niebla para que todo lo que ocurriera fuera casi invisible. Se mantuvo en pie de manera firme en defensa y espero con paciencia a que en algún contragolpe pudiera sorprender a Bosnia, perdida en la neblina como si caminara por ella en mitad de un bosque. Así, con menos de diez minutos por delante, Brady hizo el tanto para los irlandeses que les colocaba más cerca de la Eurocopa gracias a una extraordinaria jugada personal. El premio era colosal, pero quizá exagerado por lo visto sobre el campo. Dzeko, de hecho, hizo justicia al minuto y medio al rematar un centro desde la derecha de Vranjes. Fue lo único rescatable de un encuentro marcado por la niebla que dejó todo pendiente para la vuelta en Dublín.

0 Comentarios

Normas Mostrar