• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Barcelona

9' Sale Messi entra Munir

24' Luis Suárez

53' Luis Suárez

78' Mascherano

79' Sale Munir entra Sandro

90' Sale Adriano entra Gumbau

91' Luis Suárez

Las Palmas

35' Hernán

55' David Simón

57' Wakaso

56' Sale Hernán entra Juan Culio

65' Alcaraz

66' Sale Araujo entra El Zhar

67' Sale Roque Mesa entra Valerón

87' Jonathan Viera

BARCELONA 2 - LAS PALMAS 1

Suárez alivia el shock Messi

Sus dos goles dan la victoria al Barça y animan al Camp Nou tras la conmoción por la lesión de Messi en la rodilla. Neymar falló otro penalti. Viera asustó en el 87’
Las Palmas-Eibar en directo: LaLiga

0

LALIGA

El Barcelona ganó los tres puntos en juego ante la UD las Palmas (2-1) en estado de shock a causa de la lesión de Messi, que en el minuto tres de partido pidió la asistencia del médico tras chocar ante Bigas y seis minutos después se tiraba al suelo, pedía el cambio y salía destino a un hospital dejando al estadio con el alma en un puño. La competitividad de Suárez, que entre tanta desgracia dio un ejemplo de liderazgo, permitió al equipo catalán sacar adelante un encuentro que se jugó con esa mezcla de solemnidad y pesimismo que se respiran en las salas de espera de los hospitales.

Porque el partido de verdad se jugó para los barcelonistas a un par de kilómetros del césped. En la Clínica Cruz Blanca, donde el doctor Ricard Pruna examinaba la rodilla de Leo Messi. A partir del instante en que Messi abandonó el campo y trascendió que el jugador había sido trasladado a un hospital, el movimiento de los jugadores sobre el campo fue la trama secundaria de una obra mucho más importante que se representaba en otra parte.

Luis Enrique planteó el partido ante el equipo grancanario prescindiendo de Iniesta y fiándolo todo a la potencia y fuego del tridente ofensivo convirtiendo el centro del campo en una zona de mero tránsito o, como mucho, de recuperación alineando a Rakitic, Busquets y Mascherano. Todo el invento se fue a pique en cuanto Messi se lesionó. Al Barcelona le hacía más falta que nunca la elaboración, pero el equipo se desconcertó y el partido entró en una deriva peligrosa.

Bajo el impacto de la lesión de Messi y la incertidumbre del alcance de su lesión, apareció el pragmatismo de Suárez, que marcó el primer tanto del partido tras un centro estupendo de Sergi Roberto, quien de nuevo como lateral volvió a mejorar su rendimiento respecto a cuando se sitúa como centrocampista.

El Barcelona salió más ordenado en el segundo tiempo, pero la sensación de que el partido sobraba seguía instalada en el palco, que se había medio vaciado de directivos preocupados por Messi, en las gradas, donde los aficionados estaban más pendientes de los transistores y de sus dispositivos móviles que de lo que pasaba y de los jugadores, que eran conscientes de estar actuando para un público que les miraba, pero que no les veía.

Algunos, como Neymar, Adriano o Mascherano se ausentaron del Cap Nou junto a una Unión que tuvo en su mano aprovechar el estado de drama del Barcelona para hacer algo más, pero los grancanarios pecaron de prudentes y fueron solidarios. En cambio, jugadores como el ya mencionado Sergi Roberto, Busquets, Suárez o incluso Munir, que salió por Messi, se tomaron en serio el día de faena y cerraron el partido gracias a otro gol del uruguayo.

Ese tanto de Suárez resultó fundamental porque al final fue el que decidió el encuentro. Entre que Neymar volvió a lanzar un penalti a las nubes -lo de este equipo desde los once metros es digno de estudio- y que la defensa volvió a representar sus habituales minutos de cine cómico que le van a costar la salud a Ter Stegen que vio como la UD Las Palmas recortaba distancias a falta de dos minutos, la perseverancia de Suárez se convertía en oro. Tres puntos al saco, pero una entidad en estado de shock.