INGLATERRA

El City reventaría el mercado: De Bruyne por 80 millones

El diario Bild asegura que hay acuerdo entre el equipo inglés y el Wolfsburgo. Sería el quinto fichaje más caro de la historia del fútbol.

0

El Manchester City se ha desfogado este verano de la sanción de Fair Play financiero impuesta por la FIFA y podría haber puesto la guinda al pastel con Kevin de Bruyne, según publica Bild. El equipo inglés habría reventado el mercado al desembolsar nada más y nada menos que 80 millones de euros por el centrocampista de 24 años del Wolfsburgo.

Pero la cifra se podría ir hasta los 88 millones de euros si el Manchester City se clasifica para la Champions League y es campeón de la Premier League, según el medio alemán. El futbolista firmaría un contrato de seis años a razón de 20 millones por temporada, incluidas las primas.

Este traspaso se convertiría en el más caro de todo el verano y el quinto de la historia del fútbol. Y esto supondría un desembolso del Manchester City de 210 millones de euros en cinco fichajes, pero solo en tres de ellos (Otamendi, Sterling y De Bruyne) se alcanzarían 193 millones.

De hecho el Manchester City, con los fichajes de De Bruyne y Sterling, coparía el ránking de los fichajes más caros del verano. El tercer traspaso más elevado fue el de Ángel di María por el Paris Saint Germain.

Además, la marcha del futbolista belga del Wolfsburgo sería el traspaso más caro en el fútbol alemán, que hasta hoy es el de Firmino por el Liverpool. Y es que la Premier League ha estado involucrada este verano en los fichajes más desorbitados. Además del posible traspaso de De Bruyne, la liga inglesa ha movido dinero con Sterling (68 millones), Di María (63), Otamendi (45), Firmino (41), Morgan Schneiderlin (35) y Negredo (30).

De Bruyne entraría en el selecto club de los ‘fichajes más caros’ igualado con James y sólo superado por Luis Suárez (81), Neymar (presumiblemente 83,5), Cristiano (94) y Bale (101).

De Bruyne comenzó su andadura como profesional en el Genk, donde jugó cuatro temporadas, y después dio el salto a Alemania donde militó en el Werder Bremen. Allí llamó la atención del Chelsea, pero su paso por Stamford Bridge pasó desapercibida ya que sólo jugó tres partidos. Volvió a Alemania, pero esta vez al Wolfsburgo, donde recuperó la regularidad y la confianza que le podría llevar en las próximas horas al Manchester City de Pellegrini.