ITALIA

El Milán utiliza un código militar para enderezar a Balotelli

El Milán le impide frecuentar discotecas, exceder con el alcohol, fumar y, por supuesto, tendrá que llegar puntual a todos los entrenamientos.

0

El hijo pródigo ha vuelto, pero en su casa no le esperaba una fiesta. Mario Balotelli regresó al Milán tras su desastrosa temporada en el Liverpool, que hace justo un año le pagó alrededor de 20 millones de euros, donde jugó 28 partidos marcando solo 4 goles. El Milán de Sinisa Mihajlovic, que fue la primera guía de Supermario en su periplo en el Inter, aceptó el reto de concederle una nueva oportunidad en el equipo de su corazón, pero no se conformó con las promesas. Varios medios italianos, de hecho, desvelaron un código de conducta especial para Balotelli, (ya había otro para todos los jugadores) inspirado en el que utiliza el ejército del aire italiano.

Para el punta se acabaron las juergas: el Milán le impide frecuentar discotecas, exceder con el alcohol, fumar (fue pillado varias veces) y, por supuesto, tendrá que llegar puntual a todos los entrenamientos. El club, además, quiere evitar que el delantero dañe su imagen y por eso le insta a utilizar un vestuario adecuado al estilo de la entidad rossonera y también a evitar peinados extravagantes (como sus famosas crestas doradas...). El Milán, asimismo, quiere vigilar su actividad en las redes sociales, donde tuvo más de un desliz: Mario no podrá difundir noticias atinentes al equipo ni perjudicar el mismo con sus publicaciones. Un asunto que justo ayer se confirmó muy complicado, puesto que el delantero se despidió de Liverpool con este mensaje a través de Facebook: “Estoy agradecido al club y a sus hinchas por el tiempo y la oportunidad que me han dado. No es un hasta luego, es más bien un adiós. Os animaré en todas las competiciones, menos cuando os enfrentaréis al Milán”. Un detalle bonito del punta, que sin embargo parece haberse olvidado que el Liverpool solo le cedió al Milán durante una temporada y dentro de un año, en teoría, debería volver a Inglaterra. Pero Supermario ya tomó su decisión...