El Sevilla, del 6-0 al 6-4: otra vez del bochorno al orgullo

AStv

ROMA 6 - SEVILLA 4

El Sevilla, del 6-0 al 6-4: otra vez del bochorno al orgullo

Los de Emery perdían por media docena en el 70', marcó cuatro goles e incluso tuvo opciones de hacer más y empatar en la presentación del Roma.

El Sevilla dilapidó todas las buenas sensaciones que había dejado a su afición el pasado martes en Georgia con una esperpéntica primera hora de partido, para volverla loca de nuevo en una última media en la que incluso se soñó con igualar un partido que se perdía 6-0. Un Sevilla loco y a impulsos, que al menos sí dejó claro que hay jugadores muy titulares y otros que, o mucho cambian, o están condenados al ostracismo. 

No se entiende demasiado la celebración de un partido amistoso en Roma y ante la Roma el día de su presentación, 72 horas después de que comenzara el partido en Georgia. Pero una vez puesto en el calendario, a los sevillistas se le exigía, como mínimo, una profesionalidad que brilló por su ausencia mayoritariamente en la primera parte, que lógicamente los italianos aprovecharon para congraciarse con su afición. 

Cuatro minutos tardó Dzeko en enseñarles a su nueva afición los motivos por los que es el fichaje estrella para el regreso a Liga de Campeones. Fue un pase a la espalda de Kolo, que comenzaba aquí su carrusel de errores. A los siete minutos, Torosidis cruzaba desde el borde del área con toda la defensa mirando. En el 42', entre Pjanic, Salah y Dzeko se mofaban de la zaga sevillista con una jugada al toque que definió el bosnio. Y en el 40, Nainggolan marcaba a placer tras un error en la salida de Banega. 

El sainete podía haber terminado aquí, pero a Kolo aún le quedaba tiempo para fallar otra vez y que Salah marcara su gol y el árbitro se sumó a la fiesta pitando un discutido penalti que transformó, para alegría de la parroquia romanista, Totti

Quedaba la clásica tangana de pretemporada con Cristóforo de protagonista, tanto a la hora de recibir una tarascada como a la de darla, y el maquillaje del marcador, que con la bajada de tensión de la Roma y el ímpetu de los titulares del Sevilla, que salieron del banquillo, casi se convierte en otra remontada histórica. Comenzó con un tanto en una buena acción individual de Denis Suárez, otro de Reyes a pase de Gameiro, una más de Coke tras otra buena jugada de Denis, que hizo el cuarto con un tiro desde fuera del área tras un saque de esquina.

Con 6-4 acabó un partido en el que el Sevilla hizo lo mejor y lo peor. El equipo necesita cosas, quizá no tanto desde fuera como de mejora de los que están. Al menos no aburre a nadie.

0 Comentarios

Normas Mostrar