Estás leyendo

El lateral derecho para la final de Copa es ya una pesadilla

ATHLETIC

El lateral derecho para la final de Copa es ya una pesadilla

El lateral derecho para la final de Copa es ya una pesadilla

Juan Flor

Por suerte la lesión de Iraola en el adductor derecho es leve y la previsión es que llega a la final de Copa. Si no llega Andoni sería un inexperto Bustinza quien ocuparía su puesto.

Como si no fuese bastante con tener que preparar una final de Copa contra el lanzado Barcelona en el Camp Nou, a Ernesto Valverde le están asaltando de dos en dos las malas noticias para la final de Copa. Ya en la semifinal ante el Espanyol, le llegó la inoportuna tarjeta de De Marcos, su lateral derecho titular, que le impedirá estar sobre el césped. Un mazazo mayor aún supuso la grave lesión de Muniain, el mediapunta que estaba dando otro aire al equipo, un futbolista que podía romper a los azulgrana. Por si fuera poco, en los últimos encuentros han llegado las lesiones de Ibai y ahora la de Iraola, aunque la resonancia magnética reveló ayer que su rotura en el adductor derecho es leve y se espera que llegue a tiempo. Hasta podría regresar la semana que viene ante el Elche, pero mejor no arriesgar.

Así las cosas, Txingurri se ha metido en un laberinto para frenar a Neymar el 30 de mayo. Espera tener al mito rojiblanco, pero debe trabajar en otras direcciones por si acaso. Hizo debutar a Bustinza en el Calderón para darle vuelo y, pese a que aprobó, terminó expulsado y no tendrá continuidad frente al Depor.

Contadas pruebas. Restan tres encuentros para ensayar alternativas. Si bien situar a De Marcos le puede servir de parche liguero, no estaría de más probar a algún jugador con experiencia en la posición. Los que más han jugado ahí son Rico, en su etapa en el Huesca, y Balenziaga, que actuó en ocasiones a pierna cambiada en el Valladolid. La entrada de este supondría ubicar a Aurtenetxe en el otro costado.

Txingurri ha tirado a Rico alguna vez a la banda, pero por delante. Y Gurpegui puede adaptarse a ese costado.

Magdaleno, ‘3’ del filial, se rompe el cruzado

El fin de semana trajo una pésima noticia para Lezama. El capitán del Bilbao Athletic, Egoitz Magdaleno, se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda en el partiodo ante el Fuenlabrada. El lateral izquierdo del filial será operado en junio y se perderá los tres primeros meses de la próxima campaña. Magdaleno estaba pendiente de hablar con el Athletic de futuro, ya que a sus 22 años cumplía su tercera temporada en el Bilbao Athletic. Sólo en caso de ascenso podría seguir ahí. Termina contrato y el club tenía la posibilidad de hacerle unilateralmente uno del primer equipo. Ahora, lo prioritario es recuperación, que lógicamente se desarrollará en Lezama. Julen Arellano (Barça) reforzará ese puesto en el filial. ­

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar