PONFERRADINA 2 - VALLADOLID 0

Berrocal y Yuri hacen justicia ante un Valladolid desbordado

La Ponferradina venció con toda justicia el derbi (2-0) al Valladolid y sigue muy vivo en la pelea por el playoff de ascenso, mientras el Valladolid vuelve a fallar.

CANAL+

CANAL +

La Ponferradina venció con toda justicia el derbi (2-0) al Valladolid y sigue muy vivo en la pelea por el playoff de ascenso, mientras el Valladolid vuelve a fallar, por tercera salida consecutiva, y no aprovechó los errores de todos los candidatos a las dos primeras plazas.

El partido empezó a desequilibrarse muy temprano. Tras unos primeros minutos de tanteo, Berrocal se desmarcó de Valiente y aprovechó un pase interior de Castañeda desde su campo para encarar a Varas y marcar. Al Valladolid, como viene siendo tradicional, se le vino encima el mundo. No supo reaccionar y los bercianos contaron con numerosas ocasiones para aumentar la ventaja gracias a su mejor disposición sobre el campo, a llevarse la mayoría de las disputas y a tener más posesión. Demostró que es uno de los mejores equipos, sino el mejor. No la mejor plantilla, pero sí el mejor equipo, el mejor trabajado y con futbolistas de muchos quilates. Jonathan, Pablo Infante, Castañeda y Acorán pusieron a prueba a Varas todavía en la primera parte, mientras el Valladolid, con tres medios centros, se veía incapaz de soportar la avalancha berciana y mucho menos de generar algo de juego. Sólo Óscar, que cometió penalti sobre Infante, aunque no se pitó, desde dentro del área hizo intervenir al internacional sub21, Arrizabalaga, antes del descanso.

En la segunda parte, Rubi cambió la formación quitando un mediocentro y metiendo un delantero centro, De Melo, pasando a un 4-2-3-1. El partido pareció tomar otro cariz, pero fue un espejismo. Peña hizo penalti sobre Pablo Infante y, esta vez sí, López Amaya concedió la pena máxima que transformó Yuri: 13 goles para el brasileño de la Deportiva. Los locales, entonces, retrasaron su posición 20 metros esperando ocasiones para matar al contragolpe al Valladolid, como en la ocasión que tuvo Infante en la que pecó de individualista. Mientras, los pucelanos aprovechaban para acercarse un poco al área berciana. Lo hizo sobre todo con las internadas de Hernán Pérez por la derecha y la versatilidad y oportunismo de Pereira, al que Acorán hizo un penalti también que se fue al limbo. De esta manera, Leao cabeceó fuera, Tulio no sorprendió al meta berciano y tanto Hernán como Pereira estuvieron faltos de acierto en esos últimos 15 minutos en los que el Valladolid sacó algo de su calidad y de la rabia de desaprovechar una jornada como esta. Y es que los de Rubi pudieron ponerse líderes y se mantienen en tercera posición a dos puntos del Betis y del Sporting, mientras que la Ponferradina suma unos extraordinarios 45 puntos y sigue séptimo a sólo un punto del Zaragoza que cierra la zona de playoff.