SERBIA

Ponen una pistola en la cabeza a un jugador que falló un penalti

Un jugador de la liga serbia falló un penalti a lo Panenka y sus aficionados irrumpieron en el vestuario y le apuntaron con una pistola en la cabeza.

0

Zarko Udovicic jamás imaginó el pasado fin de semana que fallar un penalti con el Novi Pazar le podía costar la vida por culpa de sus aficionados. El jugador serbio lanzó a lo Panenka una pena máxima en el minuto 85 cuando su equipo perdía ante el Rad de Belgrado y los hinchas más radicales perdieron los papeles en su reacción al apuntar con una pistola en la cabeza del lateral izquierdo.

Los seguidores irrumpieron el entrenamiento del Novi Pazar y después de derribar la puerta del vestuario apuntaron y amenazaron de muerte a Udovicic. El jugador de 27 años, asustado, no dudó ni un momento y pidió la rescisión inmediata de su contrato a la directiva.

El presidente del sindicato de jugadores serbios, Mirko Poledica, confirmó el incidente y prometió justicia. “No quiero que nadie piense que este comportamiento es típico de los seguidores de aquí. Fue un incidente aislado y los radicales serán capturados y castigados. Se ha denunciado a la policía el hecho”, expresó.

Por su parte, el club serbio emitió un comunicado bastante suave para lo sucedido: “Como todo trabajador, cada jugador de fútbol tiene derecho a un ambiente de trabajo seguro. Es deber de las autoridades del fútbol y nacionales luchar por ese ambiente”.