'Copa' Barry: portero veterano y héroe con alma de 'showman'

AStv

COPA ÁFRICA 2015

'Copa' Barry: portero veterano y héroe con alma de 'showman'

Detuvo el penalti a su homólogo ghanés y anotó el decisivo, tras convenientes dolores durante la tanda. Milita en el Lokeren belga, donde ya la conocen...

La Copa África 2015 es de Costa de Marfil. Tras un partido insípido, sin goles, la suerte de los penaltis decidió el título para los ‘elefantes’ y dio todo el protagonismo a su guardameta: Boubacar ‘Copa’ Barry (Abidjan, 1979), autor de la diana decisiva (sabe cómo se hace; ya ha lanzado algunas penas máximas en su club), después, además, de detenerle el disparo a su homólogo de Ghana en el penalti previo. Deportivamente subió a los altares del fútbol de su país; y extradeportivamente se ganó un sitio en el imaginario colectivo con su show ciclotímico de lesiones convenientes. Todo un personaje.

Tras los primeros cinco penaltis, que finalizaron con igualdad a 3-3, Barry amagó su espectáculo, lo puso a prueba como si de un ensayo se tratase. Retrasó el lanzamiento por una supuesta lesión, pero la argucia no tuvo el efecto deseado. Ghana anotó y Barry, con una sonrisa de oreja a oreja, bromeó con el rival. Se guardaba el plato fuerte para el final, con el que dio el segundo título africano a Costa de Marfil. Unos calambres previos al pateo final añadieron suspense al momento; ni rastro de esos dolores tras anotar el gol que hizo a su equipo campeón, al menos a juzgar por la carrera que se dio para celebrarlo. El hombre del momento, aunque nadie lo esperase: tras años de ser indiscutible, durante todo el campeonato de naciones fue suplente y Sylvain Gbohouo titular. La lesión de éste último le puso bajo los focos y él hizo el resto.

Chocante, aunque no excepcional, el comportamiento de ‘Copa’ Barry, que a sus 35 años milita en el Lokeren belga desde 2007; antes jugó en el ASEC Mimosas de su ciudad natal, en el Rennes B y en el Beveren. Ya en febrero de 2014 dio muestras de su carácter fronterizo, en el que reside el alma de un ‘showman’. En un choque ante el Gent, fue objeto de una falta tras un balón dividido que acabó dentro de su portería. Su reacción repasa todo el espectro anímico: furia con el delantero rival, súplicas al colegiado y, entre medias, intermitentes gestos de dolor por un supuesto golpe en la cabeza que a veces dolía, y a veces no. Todo bañado en la efusividad que domina sus celebraciones tras cada parada. Genio y figura.

0 Comentarios

Normas Mostrar