SANCIONES

Dani Benítez tiró una botella al árbitro y le cayeron tres meses

A diferencia del caso de Arda, Clos Gómez recogió en el acta la acción como una agresión. Gil Manzano sólo anotó el lanzamiento como "disconformidad".
Sevilla-Leganés live online

0

La acción de Arda Turan tirando una de sus botas al asistente en el partido contra el Barcelona sólo recibió como castigo una tarjeta amarilla, puesto que el colegiado entendió, tal y como hace constar en el acta, que lo que hizo el turco fue "lanzar su bota fuera del terreno de juego en señal de disconformidad".

Este hecho podemos compararlo con lo que ocurrió con Dani Benítez, jugador del Granada, en un partido contra el Real Madrid en mayo de 2012. En aquella ocasión, Clos Gómez, que había expulsado a Moisés Hurtado y Siqueira tras finalizar el encuntro, recibió un golpe en la cara por un botellazo que le lanzó Dani Benítez.

La diferencia estriba en la forma que tienen de verlo los árbitros y la manera de reflejarlo en el acta. Clos Gómez escribió: "Tras expulsar a estos jugadores, el jugador local nº 11 D. Daniel González Benitez me lanzó una botella de plástico de 500 ml. llena de líquido alcánzandome en el pómulo izquierdo provocándome una pequeña inflamación sin que haya necesitado asistencia médica hasta el momento".

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) le impuso a Benítez una sanción de tres meses, que es la mínima recogida por el reglamento para una agresión de un jugador a cualquier miembro del trío arbitral, a tenor del artículo 99 del Código Disciplinario.