Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

-

Real Pilar Real Pilar RPF

-

Defensa y Justicia Defensa y Justicia DYJ

-

Independiente Independiente IND

-

Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

Ghilas y Florin dejan a Joaquín Caparrós contra las cuerdas

1P

Gol
  • Gol del Córdoba

    Marca: Ghilas

Gol
  • Gol del Córdoba

    Marca: Florin Andone

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Córdoba

    Fede

Cambio
  • Cambio en el Granada

    Sale: Cordoba

    Entra: Alfredo

2P

Cambio
  • Cambio en el Córdoba

    Sale: Fede

    Entra: Borja García

Cambio
  • Cambio en el Córdoba

    Sale: Ghilas

    Entra: Fidel

Cambio
  • Cambio en el Córdoba

    Sale: Florin Andone

    Entra: Xisco

Cambio
  • Cambio en el Granada

    Sale: Juan Carlos

    Entra: Larsson

Cambio
  • Cambio en el Granada

    Sale: Nyom

    Entra: Riki

Cambio EXTRA

  • Tarjeta Amarilla para el Córdoba

    Campabadal

CÓRDOBA 2 - GRANADA 0

Ghilas y Florin dejan a Joaquín Caparrós contra las cuerdas

El segundo triunfo de la temporada del Córdoba deja en una situación complicada al técnico del Granada, que suma 5 puntos de los últimos 39.

El Córdoba regaló a su afición la primera victoria de Primera en su estadio en 40 años y probablemente liquidó a Caparrós. Suenan tambores de despido para el técnico utrerano. Salvo sorpresa, será destituido en las próximas horas tras sumar 13 jornadas seguidas sin conocer la victoria (5 puntos de 39) e intercambiar su 18º puesto con el penúltimo del equipo local.

Jugaban dos equipos en descenso, los menos goladores: tanta urgencia abrió la puerta del atrevimiento de ambos técnicos. Más normal en Djukic, de común valiente y esta vez con dos mediapuntas abiertos (Vico y Fede, otra vez muy inspirado) y dos delanteros de área, Florin y Ghilas. Extraño en el a menudo contenido Joaquín Caparrós, pero que apostó por hasta tres futbolistas que pueden actuar de delanteros, Piti, El Arabi y Jhon Córdoba.

Aumentar el número de futbolistas ofensivos no ayudó a multiplicar las ocasiones de gol, contadas en la primera mitad y casi todas de un Córdoba que, esta vez sí, se mostró efectivo. Ghilas abrió la fiesta con un chut muy alto, de chupón, tras una carrera kilométrica, y fue el mismo futbolista el encargado de inagurar el marcador en el siguiente tiro a puerta. La jugada la trenzaron Ekeng y, en uno de sus momentos de magia de la noche, Fede Cartabia. El camerunés centró raso al corazón del área y el argelino empalmó un disparo raso que entró tras dar en el palo (1-0, 16').

Amagaba más que daba el Granada, que esta vez no adolecía sólo de remate: tampoco había último pase, y eso que saltó al campo con los 'jugones' Fran Rico y Javi Márquez. Tuvo que ser un defensa local, Campadabal, el que casi rematara a gol propio en el intento de sacar una pelota en el punto de penalti. Carburaba poco el Granada y menos parecía iba a hacerlo cuando en el 36' tuvo que irse lesionado Jhon Córdoba, su hombre más activo en el frente del ataque. 

Con todo, el equipo de Caparrós gozó de su mejor opción a poco de terminarse la primera mitad, cuando Rico acarició la escuadra con una falta por encima de la barrera. Fue la calma que precedió a la tempestad: segundos después de esa ocasión granadinista, justo antes de entrar al vestuario, el rumano-canterano Florin Andone (que debutó en Primera) culminaba en boca de gol un preciso centro de Fede Cartabia (2-0, 45').

A poco de comenzar la segunda mitad, Ghilas calcó su jugada maradoniana de la primera con idéntico resultado: demasiado egoísmo y un disparo muy desviado. El partido, todo él, se asemejaba también a la primera mitad: poca combinación, menos peligro. Y ningún gol, esta vez. Piti puso a prueba por fin con un zurdazo a Juan Carlos (el portero; el extremo, esta vez lateral, ya había sido sustituido al descanso) en el 55' y el partido entró en una fase alocada, pero con demasiadas imprecisiones en los metros finales. Florin pudo sentenciar ante Oier, pero controló mal un pase de Vico. 

La lesión de rodilla (pinta grave) del propio Ghilas fue lo más relevante de ese segundo tiempo. Así de escasa fue la resistencia del Granada, a pesar del inopinado atrevimiento de Caparrós, que salió con tres delanteros y terminó con tres defensas. Sólo 10 goles a favor, el que menos de toda Primera, le han condenado.


 

Comentarios

Comentarios no disponibles