El discípulo Inzaghi se mide ante su maestro, Carlo Ancelotti

real madrid - milán

El discípulo Inzaghi se mide ante su maestro, Carlo Ancelotti

Pippo le dio la segunda Champions a Ancelotti como técnico con dos goles ante el Liverpool en 2007. "Siempre fue un animal", decía Carletto sobre él.

Inzaghi y Ancelotti vivirán un partido especial en Dubai. El discípulo contra el maestro. Pippo jugó 317 partidos a las órdenes del actual técnico del Real Madrid y marcó 145 goles con él. Fue el técnico de su carrera con el que más jugó. Coincidieron 10 temporadas: dos en la Juventus, donde ganaron la Intertoto, y ocho en el Milán, donde ganaron ocho títulos: dos Copas de Europa, una Liga, una Copa de Italia, dos Supercopas de Europa, un Mundialito y una Supercopa de Italia. Sienten un cariño recíproco. Inzaghi le dio la segunda Copa de Europa a Ancelotti, en 2007, marcando los dos goles de la final de Atenas ante el Liverpool (2-1). Fue el hombre del partido. Carletto le puso de titular por delante de Gilardino en aquel encuentro, lo que fue una decisión arriesgada porque Inzaghi estaba siendo muy criticado desde que allá por 2005 reapareciera por los terrenos de juego tras superar varias lesiones de gravedad.

Inzaghi, nada más ser nombrado entrenador del Milán el pasado mes de junio, afirmaba que su aspiración en los banquillos era asemejarse a Carletto: "Voy a estar aquí hasta que yo haya logrado emular mi maestro Ancelotti. Carlo es especial. Espero seguir sus pasos. Es un ejemplo para mí. Me emocioné cuando logró su tercera Champions. Él ganó la Liga de Campeones aquí primero como jugador y luego como entrenador".

Carlo Ancelotti hablaba así de Inzaghi en su autobiografía ‘Preferisco la coppa’ (2009): “Pippo siempre ha sido un animal. Si tengo que pensar que el atacante perfecto, desde luego no me acuerdo de él: no es completo. Pero dentro del área penal es el más fuerte en el mundo, seduce a la pelota. En esos pocos metros cuadrados marca en todos los sentidos: derecha, izquierda, carambola, rebote, muslo, pantorrilla, la tibia, con los ojos cerrados, con el culo, con la punta del dedo, en un tiro libre desviado, oreja, dedo del pie, con el pensamiento, con el cordón…”.

Comentarios

Comentarios no disponibles