Empate sin fútbol bajo la lluvia

1P

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Levante

    Iván López

2P

Cambio
  • Cambio en el Córdoba

    Sale: Fidel

    Entra: Fede

Cambio
  • Cambio en el Córdoba

    Sale: Luso

    Entra: Ekeng

Cambio
  • Cambio en el Córdoba

    Sale: Abel Gómez

    Entra: López Silva

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Levante

    Nikos

Cambio
  • Cambio en el Levante

    Sale: Nikos

    Entra: Toño

Cambio
  • Cambio en el Levante

    Sale: Barral

    Entra: Martins

Cambio EXTRA

  • Tarjeta Amarilla para el Levante

    Simao

CÓRDOBA 0 - LEVANTE 0

Empate sin fútbol bajo la lluvia

Córdoba y Levante firmaron tablas en El Arcángel en un encuentro marcado por la lluvia insistente y por la escasez de juego y ocasiones.

Córdoba y Levante firmaron las tablas en un choque sin brillo y con demasiado miedo entre dos equipos que nunca arriesgaron más de lo debido. Ni la pizarra de Alcaraz ni la chispa de Cartabia desequilibraron un duelo de emociones controladas y escasos argumentos futbolísticos.

Demasiada vigilancia en un primer tiempo irregular de cada bando. El Córdoba asumió bajo la lluvia la tarea de controlar el juego y asociarse más para llegar al área contraria. Pero el esquema táctico dibujado por Lucas Alcaraz impedía que cada acometida tuviera los frutos deseados. El Levante vuelve a estar bien trabajado desde su llegada al banquillo y lo agradece una plantilla con las piezas justas para sumar puntos de oro.

Ghilas lanzó carreras sin destino y Borja García trataba de hacer daños buscando una creatividad que sigue sin ser realmente dañina en este Córdoba. Abel entraba poco en juego y los locales echaban de menos a Fede Cartabia, que fue condenado a la suplencia. Djukic pensó que sin él funcionó su equipo y lo mantuvo fuera de su once tras el triunfo de la pasada jornada en Bilbao.

Diop y Simao sostienen cualquier centro del campo. Ayudan a los centrales y pausan el juego al gusto de un repliegue que Alcaraz ha sabido potenciar sobre el césped. Que este Levante comience a parecerse al de Joaquín Caparrós no es ninguna casualidad.

Pero los andaluces querían soñar con más. Fidel buscó la línea de fondo y retó en muchas ocasiones a un Iván que también apostaba por la valentía en el carril diestro del Levante. El descanso reflejó una igualdad llena de miedos.

Tras la reanudación, demasiado en juego para que los espacios aparecieran. El Levante fue el que más peligro generó sin siquiera aspirar a hacerse con el mando. Una buena acción de Barral motivó la mejor ocasión de los levantinistas. Ivanschitz remató solo ante Juan Carlos y el portero del Córdoba respondió con una notable intervención. Salvaba los muebles de un equipo local demasiado expuesto atrás y demasiado inocente arriba.

Fede Cartabia apareció en el césped para dar más atrevimiento y dinamismo al ataque, pero el Levante ya se había acomodado y sus líneas perturbaban la capacidad de construcción de los locales. El Córdoba apretó el acelerador. Sabedor de la importancia del choque, Djukic pidió más valentía y su equipo lo intentó sin argumentos definidos. Tenía más intenciones que el Levante, pero su rival sabía ejecutar las suyas. Cartabia lo intentó con una acción individual y un disparo al borde del pitido final, mientras Diop siguió reinando en la medular acelerando sus pasos ofensivos y frenando los de su adversario. No hubo tiempo para más. Reparto de puntos y de miedos bajo la lluvia del Nuevo Arcángel.

Comentarios

Comentarios no disponibles