Cristo Martín decide el derbi

TENERIFE 2 - LAS PALMAS 1

Cristo Martín decide el derbi

El Tenerife logró invertir un adverso derbi y conseguir así un alentador triunfo ante Las Palmas, que fue incapaz de exhibir su amenazadora condición de líder.

El local Guarrotxena fue el primero en buscar portería con cierto criterio, pero su disparo en el minuto once se fue por arriba del larguero, mientras que a renglón seguido fue Momo el que advirtió a Roberto con un fuerte disparo, pero el meta, en dos tiempos, se hizo con el balón.

Pero Momo fue mucho menos contemplativo en el minuto trece de juego, al soltar desde el borde del área un gran zapatazo con su pierna izquierda que se coló irremisiblemente en el marco de un atónito Roberto, tras recibir un pase de Araujo desde la banda derecha, después de que Nauzet dejase pasar el balón.

Este tempranero gol no trastocó el atrevimiento blanquiazul, que no cesó en su empeño de igualar la contienda, y Guarrotxena, en los minutos dieciocho y veintiuno lo intentó con sendos disparos, pero en ambas ocasiones se topó con los guantes del Raúl Lizoain.

Pero toda esta solidez del meta grancanario se quebró en el minuto veintiséis, cuando Aridane, en el primer palo, peinó a la red un córner ejecutado por Guarrotxena desde la banda izquierda.

Los sobresaltos no se acabaron aquí para Lizoain, puesto que superada la media hora un nuevo testarazo de Aridane acabó en su red, pero el colegiado invalidó el tanto por posición antirreglamentaria del delantero, idéntica decisión a la tomada en la recta final, ante un disparo visitante repelido por el larguero.

En la reanudación todo hacía presagiar que los instantes iniciales resultasen un plagio del inicio, pero resultó todo lo contrario, los tinerfeños, en su primera aproximación consiguieron su segundo tanto por mediación de Cristo Barrios, que próximo al punto de penalti, remató una precisa asistencia de Suso.

Este nuevo movimiento en el marcador propició que ambos equipos intercambiasen sus primitivos roles, ahora los tinerfeños se propusieron únicamente la defensa del resultado, así como también importunar al rival con alguna que otra interrupción del juego, estratagema ante la que sucumbió el cuadro amarillo.

A partir del tanto ambos porteros apenas tuvieron trabajo, puesto que el juego se desarrolló, prácticamente, lejos de las respectivas áreas, por lo que ya se movió más un marcador que deja a los tinerfeños en la zona media de la tabla y al amarillo continuar en lo alto de la misma.

Comentarios

Comentarios no disponibles