El Rey se fue encantado del Bernabéu: “Ganaron los mejores”

REAL MADRID 1 - BAYERN 0

El Rey se fue encantado del Bernabéu: “Ganaron los mejores”

"Puede ser una final con dos españoles”, comentó. El monarca presidió el partido junto a Jesús Posada, el presidente del Congreso, y el expresidente Jose María Aznar.

La atmósfera de las grandes noches de Copa de Europa se respiraba por toda La Castellana. En la calle Padre Damián, a la entrada del Palco de Honor, se agolparon cientos de aficionados para curiosear las personalidades que entraban al partido, a las que iban aplaudiendo o silbando según les resultaran simpáticas.

Pitos hubo a todo el que tuviera pinta de alemán. Al hermano de Guardiola le reconocieron y le entonaron uno de los cánticos que le dedican a Pep. Llamó la atención ver a Pere Guardiola entrar al palco, sobre todo por su condición de representante de Luis Suárez, al que pretende fichar el Madrid. También sorprendió lo pronto que llegó a la zona noble Joaquim Löw. El seleccionador alemán, del gusto de Florentino Pérez, entró a las 19:20h. y el presidente del Madrid ya estaba dentro esperando a sus invitados.

Una gran ovación se llevaron al llegar Vicente del Bosque y su ayudante Toni Grande. También fue aclamado otro exentrenador del Madrid como Fabio Capello, actual seleccionador de Rusia. Heynckes, exentrenador del Bayern, completó el cupo de extécnicos madridistas. También asistió el expresidente del club blanco Vicente Boluda.

Después de la presencia el martes en el Calderón de los Príncipes de Asturias, muchos esperaban la llegada de Su Majestad Juan Carlos I, pero al Rey de España le metieron por la rampa donde entran los autocares de los equipos. “Ganaron los mejores. Puede ser una final con dos españoles”, comentó. El monarca presidió el partido junto a Jesús Posada, el presidente del Congreso, y el expresidente Aznar. Hicieron doblete de Champions con los equipos madrileños Ignacio González y Ana Botella.

Augusto César Lendoiro, expresidente del Deportivo, le dio un toque futbolero. Falcao y Rybolovlev, dueño del Mónaco, estuvieron en el palco de Cristiano con Clive Owen. El show lo montó a su llegada el Loco Gatti, invitado por Florentino. El exportero empezó a pedir a los que curioseaban a la entrada que corearan el nombre de Florentino. Todos abandonaron anoche el Bernabéu satisfechos por el triunfo, pero comentando que en Múnich será duro.

Comentarios

Comentarios no disponibles