El Sporting sigue sin ganar y El Molinón abronca a Sandoval

SPORTING 0 - MURCIA 0

El Sporting sigue sin ganar y El Molinón abronca a Sandoval

El equipo asturiano fue recibido con pitos y terminó pidiendo la cabeza del entrenador José Ramón Sandoval. El Murcia sigue en puestos de promoción.

El Sporting-Murcia de El Molinón no pasará a la historia por el nivel fútbol exhibido. Fue más bien una apología del aburrimiento, del conservadurismo, en el caso de los visitantes, y de la falta de ideas, en el de los locales, en un partido en el que Sandoval se jugaba el puesto, sin que su equipo haya dado la talla.

El Murcia se tomó el partido con más tranquilidad, en busca del empate, para lo que se dedicaba a ralentizar el juego. El Sporting actuaba más a base de empuje, con balones en profundidad, para aprovechar a Scepovic, quien está muy vigilado. Aunque los gijoneses llevaban la iniciativa del partido, Casto no pasaba por situaciones de agobio, más que en centros laterales que no encontraron rematadores.

El problema del Sporting de Sandoval es la presión y la necesidad de ganar. La falta de Cases se dejó notar, ya que el centro del campo gijonés no encontró quien pusiera ideas para armar el juego de ataque.

Tras el descanso, Velázquez pasó a un 4-4-2, para tapar mejor las bandas, aunque el partido se animó cuando Sandoval dio entrada a Lekic como complemento de Scepovic en el eje del ataque y con la presencia de Guerrero más escorado a la banda. Fueron los momentos de más peligro, ya que todos los balones aéreo tenían sensación de peligro. Hubo un gol anulado por mano de Lekic y un penalti no señalado por una mano de Molinero en una jugada de Carmona.

En cualquier caso, el juego del Sporting era muy atropellado, mientras que los murcianos se defendía con el balón lejos de su zona, para lo que utilizaban la rapidez de las bandas, con Wellington y Saúl y más tarde con Teté. El empate era el objetivo muriano, aunque pudo incluso ganar, con un tiro de Malonga que dio en el poste izquierdo de Cuéllar.

El partido terminó en medio de protestas y con gritos de ‘Sandoval dimisión’, por lo que la situación del técnico madrileño es delicada, con un riesgo alto de que sea destituido en las próximas horas.

Comentarios

Comentarios no disponibles