Eléctrico partido, cortocircuito de Fernández Borbalán

1P

Gol
  • Gol del Valencia

    Marca: Alcácer

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Valencia

    Keita

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Valencia

    Mathieu

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Athletic

    De Marcos

2P

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Valencia

    Feghouli

Cambio
  • Cambio en el Valencia

    Sale: Jonás Gonçalves

    Entra: Vargas

Cambio
  • Cambio en el Valencia

    Sale: Cartabia

    Entra: Javi Fuego

Gol
  • Gol del Athletic

    Marca: Aduriz

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Athletic

    Iraola

Cambio
  • Cambio en el Athletic

    Sale: De Marcos

    Entra: Iraola

Cambio
  • Cambio en el Athletic

    Sale: Aduriz

    Entra: Toquero

Cambio
  • Cambio en el Athletic

    Sale: Susaeta

    Entra: Guillermo

EXTRA

VALENCIA 1 - ATHLETIC 1

Eléctrico partido, cortocircuito de Fernández Borbalán

Bravo e intenso duelo entre el Valencia y el Athletic en una desafortunada noche de Borbalán,que falló en el gol de Alcácer, no pitó un penalti de Senderos y sí uno a Feghouli.

Valencia

En Mestalla se hizo la luz y comenzó el fútbol. Normal que durante el calentamiento hubiera hasta dos apagones. Fueron los futbolistas los que absorbieron toda la energía del estadio. Partido eléctrico el que los focos dejaron ver. De tensión, de chispazos y de cortocircuito arbitral. A Fernández Borbalán se le hizo de noche. Fuera de juego en el gol del Valencia, penalti de Senderos a Mikel Rico que no señaló y el que pitó y marcó Audiz no lo fue.

El Athletic demostró que está en zona Champions por algo. Valverde ha dado a los suyos una personalidad y sus futbolistas son buenos estudiantes. Pero anoche les faltó de primeras definición. Y también suerte. Aduriz perdonó apenas comenzado el partido y seguro que aún está pensando qué diantres hizo con el balón. Ander Herrera, cuya sociedad con Muniain es un salvoconducto para estar por Europa el año que viene, se topó con el palo tras disparo desde la frontal. Era el Athletic el que marcaba la pauta. Pero el Valencia fue el que marcó el gol. Pizzi ha encontrado en Paco Alcácer al Soldado que tenía Valverde. Sexto tanto del canterano en Liga y nueva exhibición de sus virtudes. Se mueve por el área como las pirañas al olor de la sangre. Cazó una certera asistencia, otra más, de Feghouli, aunque no mentar la ruptura de líneas de Joao Pereira sería tan injusto como obvio que cuando el portugués se la pasó a Feghouli éste estaba en fuera de juego.

El Valencia vivía de la intensidad que le metió a la velada y de ataques fulgurantes que encendían a su favor a la grada. Pizzi ha entendido a la perfección la idiosincrasia de Mestalla. El Athletic, mientras, era más constante en su juego. Como regular también en sus errores el colegiado. Fue pasada la media hora cuando Fernández Borbalán no se percató de que Senderos frenó en seco con sus brazos un intento de salto de Mikel Rico en el área. Y, sin embargo, apenas comenzada la segunda mitad, interpretó como falta y penalti un forcejeo de Feghouli que no fue para tanto castigo. Por cierto, Aduriz dejó al parapenaltis de Diego Alves quieto como una estatua.

Tras el empate del Athletic comenzó otro partido. De idéntica intensidad que el anterior, aunque con patrones diferentes. Fue el Valencia el que más quiso e hizo para que los tres puntos se quedasen en Mestalla. Pero el Athletic no perdió para nada la seriedad con la que afrontó el partido. Ni menos sus jugadores el sitio. Ronronearon al gol Parejo, Alcácer y sobre todo Keita, cuyo disparo cruzado se marchó por bien poco.

En su afán de ir a por el partido, el Valencia cometió alguna que otra imprecisión, y a la contra fue como pudo el Athletic romper su mala relación con Mestalla, un estadio en el que en los últimos 26 años solo ha sumado una victoria. Con los cambios cada maestrillo mostró su librillo, y sus intenciones. Con Vargas Pizzi trató mantener velocidad en sus ataques, con Toquero Valverde, intensidad desde la primera línea en la presión y corpulencia para prolongar en busca de segundas jugadas y cazar algún balón suelto. Pero ni uno ni otro pudieron ponerle el cascabel al gato. Empate que hace más fuerte al Athletic en la pugna por la cuarta plaza, punto que sabe a poco a los blanquinegros porque el Sevilla, la séptima plaza, se le escapa jornada tras jornada.

Comentarios

Comentarios no disponibles