Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Huesca Huesca HUE

-

Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Movistar Estudiantes EST

-

Serie A
Liga Holandesa
Waalwijk Waalwijk WAA

-

Ajax Ajax AA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Utrecht Utrecht UTR

-

PSV PSV PSV

-

Ecuador remontó un 3-0 ante una Australia de dos caras

AUSTRALIA 3 - ECUADOR 4

Ecuador remontó un 3-0 ante una Australia de dos caras

Cahill lideró lo que parecía una goleada de Australia. Ganaban por tres goles en el descanso, pero con los cambios Ecuador consiguió lo imposible.

Ecuador remontó en la segunda parte el 3-0 con el que Australia se fue al descanso. Liderados por Cahill, los australianos desarmaron a la selección de Rueda. El veterano delantero marcó dos tantos y provocó el penalti del otro. Parecía que el partido estaba visto para sentencia, pero Ecuador, en la segunda parte, fue otro equipo. Cinco cambios y más mordiente arriba. Los goles fueron cayendo hasta que en el descuento Méndez culminó la remontada histórica y Australia se fue con las manos vacías.

Ecuador llegaba al amistoso contra Australia como favorito. El seleccionador Rueda decidió introducir cambios importantes en el once. Dio la alternativa a Adrián Bone en la portería en lugar de Domínguez, el teórico titular. Además, dejó en el banquillo a dos hombres importantes: el central Erazo y el delantero Jefferson Montero. Mientras, Ange Postecoglou, que afrontaba su segundo partido como seleccionador australiano, apostó por mezclar la veteranía con los jóvenes talentos.

Australia salió al The Den londinense con las ideas muy claras. Presión en la media, apertura a bandas y centros al corazón del área. Y su receta empezó a dar resultados muy pronto. Jedinak probó a Bone de falta directa. Poco después fue Cahill el que lo intentó de cabeza, pero su remate se fue fuera. Y a la tercera fue la vencida. Córner que tocan hasta dos jugadores australianos dentro del área antes de que Cahill lo introduzca en la red sólo en el área pequeña. El veterano delantero estaba haciendo mucho daño a los ecuatorianos que empezaban a notar la falta de su líder en la zaga: Eraso. Achilier se veía siempre superado por el australiano que, antes del cuarto de hora, abrió más la herida sudamericana. Le gana el balón al central, se da la vuelta y es derribado claramente por Achilier. El colegiado inglés no dudó y señaló los once metros. El capitán Jedinak lo tiró al centro e hizo el segundo. Ahí Ecuador dio un paso adelante.

Necesitaba marcar para volver a meterse en el partido. Hasta entonces, la selección de Rueda no había asomado practicamente por el área de Ryan. Una falta de Ayovi y algún intento de Valencia era todo el bagaje ofensivo ecuatoriano. Sin embargo, Australia no se desarmó. Siguió con su guión, defendiendo muy bien, evitando las llegadas de la Tri y buscando las bandas, sobretodo la izquierda. Y así, a la media hora cayó el tercero. Centro de Oar y otra vez Cahill que le gana la partida a la defensa sudamericana y remata a la red. Aún pudo hacer su particular hat-trick el delantero en otra jugada calcada que esta vez paró Bone con una gran estirada. Con malas sensaciones para los ecuatoriano y muy buenas en los australianos, se llegó al descanso.

Tras la reanudación, Rueda sacó toda su artillería. Cinco cambios para alinear a su teórico equipo titular con Domínguez bajo palos, Eraso en el centro de la zaga, Jefferson Montero entrando por la derecha y los dos laterales habituales. Y el guión cambió. Ecuador empezó a llegar con mucho peligro, dueño del balón y con Valencia y Montero llegando bien por ambas bandas. Sin embargo, no hacía demasiado daño. Eso sí, Australia no asomaba por la portería de Domínguez. Defendía con todos sus hombres ante el vendaval ecuatoriano. Hasta que en el 56' Fidel Martínez redujo distancias tras una asistencia de Enner Valencia. Y dos minutos después el segundo. Error en la defensa australiana que cede el balón al portero y ahí aparece Enner Valencia para robar el balón y plantarse delante del meta que le derriba de forma muy clara. Penalti y expulsión. Jones, el tercer portero, tuvo que salir y Australia se quedaba con diez. Castillo no falló desde los once metros y metió de nuevo a Ecuador en el partido. Australia, tocada anímicamente y con uno menos seguía sufriendo, mientras el conjunto de Rueda quería más.

Las ocasiones iban cayendo, pero el empate no llegaba. Los australianos, nerviosos, cometían graves errores, como el del meta Jones que perdió el esférico ante Enner Valencia quien, a puerta vacía, la mandó fuera. Los minutos iban pasando y la fuerza inicial se iba diluyendo. Postecoglou movió el banquillo para meter músculo en la medular, dejando un sólo punta. Y a quince para el final llegó. Otra buena internada de Fidel Martínez por la derecha y Enner Valencia, que ahora sí, remató al fondo de la red. Con tablas en el marcador y poco más de diez para el final, Ecuador se volcó a por la victoria. Fidel Martínez, desde fuera del área, se chocó con el larguero. Y cuando ya se firmaba el empate, Méndez, en el primer balón que toca, la cruzó lejos de Jones y le dio a Ecuador la victoria. Remontada histórica ante una Australia que aguantó la primera parte y se hundió en la segunda.

Comentarios

Comentarios no disponibles