Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial
LaLiga Santander
Premier League
Liga Holandesa
Zwolle Zwolle ZWO

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Heracles Heracles HCL

-

Willem II Willem II WII

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Twente Twente TWE

-

Mundial
Francia FRA

-

Australia AUS

-

Argentina ARG

-

España ESP

-

Commodore 64: el inicio de la revolución de los ordenadores

Zona retro

Commodore 64: el inicio de la revolución de los ordenadores

Commodore 64: el inicio de la revolución de los ordenadores

El año 1982 marcó el comienzo de la primera guerra de ordenadores domésticos. Cuatro meses después de la salida del Spectrum aparecía el Commodore 64.

El Commodore 64, que salió al mercado en 1982, era una computadora de 8 bits. Funcionaba bajo el mítico Basic, gran lenguaje en el que podías cargar trucos y hasta crear tus propios juegos. El ordenador presentaba un robusto teclado de gran calidad, incluía dos salidas para josticks, un cargador de cartuchos integrado y se conectaba por antena. También tenías la opción de conectar muchos periféricos, como el cargador de cintas o el conocido cargador de discos 5,15.

Sin duda alguna fue el gran rival del Spectrum, una competencia que inauguró la primera guerra de ordenadores domésticos conocida, bajo mi opinión era muy superior al Spectrum, en la jugabilidad y, sobre todo, en los gráficos.

Mi primera experiencia con esta computadora, fue en casa de mis tíos, en aquella época no era muy habitual llegar a una casa y tener un ordenador a tu disposición para poder jugar, sobre todo por su precio elevado y por el destrozo que hacías a los josticks.

El problema de esta computadora, eran los eternos tiempos de carga, operación que se realizaba a través de las cintas. Casi todos los juegos eran casetes, al ser mucho más fáciles y baratas de conseguir. Suerte que al poco tiempo añadieron la famosa disquetera de 5,15, que cargaba los juegos casi tan rápido como los cartuchos y con ella gran cantidad de juegos.

Todavía recuerdo las horas y horas solo arrancando y arrancando juegos, algunos directamente no funcionaban, otros se quedaban bloqueados. También recuerdo los dichosos problemas con los josticks, desconfigurándose en mitad de la partida y teniendo que salir y volver a cargar, aunque eso no era ningún inconveniente, para seguir probando y probando.

Lo que más me gustó del Commodore, sin duda, era la gran calidad y variedad de títulos que tenía, como Green Beret, Ikary Warriors (Te creías el mismo Rambo), Zaxxon, Fernando MartÍn -época gloriosa del software español-… había juegos hasta para ejercer de controlador de vuelo, pero al que más horas dediqué fue uno de fútbol, el Soccer: un juego muy simple, pero muy adictivo, ¡qué grandes partidas a dobles!

Con el paso del tiempo, recuerdo el Commodore 64 como unos de los grandes e innovadores ordenadores de la época, sin menospreciar al Spectrum, sobre todo por su gran variedad de periféricos, la gran calidad de sus juegos y la cantidad de software con que se vio acompañado. Después de este ordenador, hubo varios modelos de la marca pero, quitando el Commodore Amiga, no tuvieron tanta fama entre los jugadores, Lástima que esta marca haya ido desapareciendo a lo largos de los años y, a día de hoy, casi no se hable nada de ella.

www.entreconsolas.com

Comentarios

Comentarios no disponibles