El Barça manda una carta a la UEFA para quejarse de Stark

PSG - BARCELONA

El Barça manda una carta a la UEFA para quejarse de Stark

El Barça manda una carta a la UEFA para quejarse de Stark

KENZO TRIBOUILLARD

AFP

Se basa en la jugada en la que Stark no aplicó bien el reglamento y obligó a Jordi Alba y Mascherano a abandonar el campo en lugar de detener el juego.

Indignación podría ser un buen término para explicar cómo se siente el barcelonismo tras el arbitraje de Wolfgang Stark el pasado martes en París. Un gol concedido en fuera de juego (el primer empate, conseguido por Ibrahimovic) y la decisión de no parar el juego (como corresponde según "el artículo cinco del reglamento") cuando Alba y Mascherano cayeron lesionados tras chocar a la salida de un córner, fueron argumentos suficientes para que la directiva de Sandro Rosell decidiera escribir una carta de protesta a la UEFA en la que denuncian la mala interpretación y ejecución del reglamento por parte del colegiado.

"El error en el arbitraje se producirá siempre, pero no nos sentimos maltratados. Simplemente queremos que un árbitro conozca una norma como ésta. No estamos analizando ni jugadas de fuera de juego, ni tarjetas amarillas que se enseñan o no. No estamos juzgando el trabajo arbitral sino que un juez debe conocer la ley y el reglamento para aplicarlo. Y lo que esperamos es que no vuelva a suceder. O bien no la conoce o voluntariamente decide no aplicarla", expresó en la sala de prensa del Camp Nou Toni Freixa, portavoz de la Junta azulgrana a última hora de la tarde de ayer, cuando la reunión (cerrada desde hacía días) había comenzado a las 16:30 en el Camp Nou.

Pese a no pedir "ninguna inhabilitación" para Stark, el vocero del club se alineó con lo expresado el mediodía del miércoles por Dani Alves, que pidió de manera pública una reacción en forma de queja pública por parte de los gestores de la entidad: "Lo que dijo Alves coincide con nuestro pensamiento y Jordi Roura hizo unas declaraciones en un sentido parecido tras el choque. Esperamos que UEFA esté de acuerdo. Si hay una regla que contempla que hay que detener el juego cuando dos jugadores se encuentran lesionados, la UEFA sólo puede estar de acuerdo con lo dicho por nosotros".

Irónico. "Todo el mundo puede ver que últimamente no estamos teniendo suerte, aunque ya contamos con que arbitrar es muy difícil. Cinco árbitros para apreciar un fuera de juego demuestra que a veces no son suficientes. Esperamos dejar de tener esta mala suerte con los árbitros porque los hemos tenido en las dos últimas eliminatorias", atacó Freixa, que junto a 15 directivos más y el presidente, vieron la nefasta actuación de Stark desde la zona noble del Parque del los Príncipes.

"El Barça no se queja de los arbitrajes. Nuestra forma de ser, nuestra forma de competir y de comportarnos no es esa. Es un error objetivo de aplicación del reglamento", insistió Freixa, que siguió siempre la misma línea de discurso, sin desviarse ni un milímetro de lo pactado con los compañeros de Junta.

Comentarios

Comentarios no disponibles