Fabio Capello firma como nuevo seleccionador de Rusia

FÚTBOL INTERNACIONAL

Fabio Capello firma como nuevo seleccionador de Rusia

Fabio Capello firma como nuevo seleccionador de Rusia

El italiano ha firmado su compromiso con la selección de Rusia. Sustituye a Advocaat y su reto es llegar al Mundial 2014. Según La Gazzetta, cobrará 6 millones al año en su nuevo cargo.

El técnico italiano Fabio Capello ya firmado su contrato como nuevo seleccionador de Rusia. El técnico italiano sustituye en el cargo a Advocaat, que fue incapaz de superar la primera fase de la pasada Eurocopa. Capello, con un currículo extensísimo que incluye Milán, Real Madrid, Roma, Juventus y selección de Inglaterra, tiene como reto clasificar a Rusia para el Mundial de Brasil 2014 cuyas eliminatorias empiezan a jugarse próximamente. La Gazzetta asegura que el suelo de Capello será de unos 6 millones de euros por temporada.

Rusia insiste, por tanto en la idea de un técnico extranjero (Hiddink, Advocaat) y Capello en sus experiencias en selecciones que no le tendrán tan ocupado como en los clubes.

El Ministro de deportes ruso "prefería a Mourinho"

El Ministro de Deportes ruso, Vitaly Mutko, se mostró satisfecho por la inminente llegada del italiano Fabio Capello como seleccionador de Rusia, pero no escondió que su deseo hubiese sido fichar al técnico portugués del Real Madrid José Mourinho.

"Capello cuenta con todos los requisitos necesarios para entrenar al equipo nacional ruso, pero personalmente a mí me gustaría que el técnico fuese Mourinho", anunció el Ministro en una entrevista concedida a la televisión rusa este mismo miércoles.

La selección rusa no podrá contar con los servicios del portugués, que tiene contrato con el Real Madrid, pero probablemente sea en los próximos dos días, coincidiendo con el inicio de la liga, cuando Capello firme el contrato para dirigir al equipo. El técnico italiano, que renunció a su cargo como seleccionador de Inglaterra en febrero, estará ante el reto de superar el éxito del holandés Dick Advocaat, que se despidió de Rusia tras fracasar en una Eurocopa en la que no logró meter al equipo en cuartos de final.

Diversos medios de comunicación rusos informaron de que el italiano, que dirigió con éxito a equipos de primer nivel como Real Madrid, Milan, Roma o Juventus, podría tener un salario de hasta diez millones de euros al año.