"No veo a un extranjero dirigiendo a España"

SELECCIÓN | DEL BOSQUE

"No veo a un extranjero dirigiendo a España"

"La emoción por seguir entrenando es la motivación fundamental. No sé si esta será mi última etapa o no, quiero decir hasta la Eurocopa, pero a todos nos gusta terminar bien", dijo.

"No soy de poner muchas fronteras en el mundo del fútbol, pero me cuesta creer que en la selección española pudiera entrenar un técnico extranjero. Sería complicado. Además, en España hay entrenadores buenos, muy buenos y extraordinariamente preparados para ser seleccionadores", afirmó Del Bosque en una entrevista con Efe en Londres, a donde ha acudido invitado por el Instituto Cervantes.

Cuando faltan menos de cuatro meses para la Eurocopa de Polonia y Ucrania, el seleccionador nacional español, Vicente del Bosque, afirmó hoy que una de sus motivaciones para seguir trabajando al frente de España es "terminar bien", si bien todavía no quiere definir su futuro tras la cita europea.

"La emoción por seguir entrenando es la motivación fundamental. Además, queremos terminar bien: no sé si esta será mi última etapa o no, quiero decir hasta la Eurocopa, pero a todos nos gusta terminar bien", dijo Del Bosque.

Poco antes de asistir a la proyección del documental "El alma de La Roja", que repasa los últimos cien años de historia del combinado español, el técnico se mostró convencido de que España, actual campeona de Europa y del Mundo, puede repetir la gesta este verano, y apuntó que la decisión sobre su futuro como seleccionador "no corre prisa".

Quedan pocos días para que Del Bosque haga pública la lista de jugadores seleccionados para el amistoso entre Venezuela y España, que no será muy distinta de la que elaborará dentro de tres meses para la Eurocopa, y Del Bosque subraya que tratará de "actuar con la mayor justicia" para elegir a "los mejores".

Una de las incógnitas que queda por despejar es el futuro en la selección del delantero del Chelsea Fernando Torres, que está aquejado desde hace meses de una sequía goleadora -ha marcado cinco tantos desde que llegó a Stamford Bridge hace más de un año-, pero que "está luchando, trabajando duro y quiere seguir siendo jugador de la selección", según el seleccionador. "Sabemos que a un delantero se le valora casi solamente por los goles que hace y Torres pasa por una época en la que no los está haciendo. Tenemos que tomar una decisión y la tomaremos", dijo Del Bosque, que subrayó que todavía "quedan tres meses y pico por delante" para cerrar su lista de convocados.

En su visita a Inglaterra, el extécnico madridista no se olvidó de algunos de los futbolistas españoles que están deslumbrando en la Premier League esta temporada. El canario David Silva, uno de los hombres clave en el centro del campo del Manchester City, líder de la liga inglesa, "tiene talento individual, un buen regate (algo en desuso en este momento), buen tiro a gol y es un jugador correoso. Parece bajo pero es muy fuerte físicamente", describió el entrenador.

También habló sobre el burgalés Juan Mata, que en pocos meses se ha hecho imprescindible en el Chelsea de André Villas-Boas, un jugador de "muchísima calidad" que "aporta mucho" al combinado nacional, según el seleccionador, que señaló asimismo que tanto Silva como él tienen "mucha competencia en su puesto" en España.

Del Bosque apuntó que el esqueleto de la selección que acudirá a Polonia y Ucrania se mantendrá todavía varios años -"la mayoría de ellos pueden estar perfectamente en Brasil", en el Mundial de 2014, señaló-, pero recordó asimismo que "por detrás hay jugadores que vienen pidiendo paso". Cada vez hay más jugadores españoles que se forman en las categorías inferiores de equipos extranjeros, un fenómeno que el seleccionador, aunque con "algunas reticencias", cree que puede ayudar a la formación de jugadores.

"Se ha roto ese complejo que teníamos por salir al extranjero. Ahora mismo cualquiera, como jugador y como persona, está preparado para salir, ya no hay fronteras en el fútbol, son chavales que han perdido el miedo", comentó Del Bosque. El técnico, que mostró su "sorpresa" por la reciente renuncia del italiano Fabio Capello como seleccionador de Inglaterra, aseguró que sería difícil que el banquillo de España lo ocupara en algún momento un foráneo.