El United remonta tres goles y empata en Stamford Bridge

PREMIER LEAGUE

El United remonta tres goles y empata en Stamford Bridge

Mal partido de los locales, en los que sólo se salvan Cech y Mata. Howard Webb pitó dos penaltis, el segundo inexistente, en el área del Chelsea y acercó el empate a los de Ferguson.

El Chelsea vive anclado a la era Mourinho, pero con matices. El conjunto que ahora dirige el portugués Villas-Boas parece no haber superado la marcha de su anterior técnico, ya en la temporada 2006-2007, y su juego pende de los mismos hilos. Defensa seria, ataque escueto pero eficaz. El papel lo entienden, interpretarlo es más difícil. Hay diferencias demasiado grandes para soslayarlas. Sus rocosos defensas ya no son lo que eran, conceden demasiadas ocasiones y Cech se ensucia los guantes y la indumentaria muy a menudo, algo desconocido para él hasta no hace mucho. Y arriba, con la baja de Drogba, sólo está Juan Mata, un jugador que entiende el fútbol de una manera muy diferente a la que predica su técnico y por ahí respira su equipo. Él y cinco minutos le costaron al Manchester United dos puntos en Stamford Bridge.

Con un inmerecido 1-0, obra de Johnny Evans en propia puerta, llegaba el Chelsea al descanso. Demasiado para lo poco que habían hecho los londinenses hasta entonces. El United, víctima también de su indolencia, no supo aprovechar la pobre primera mitad del Chelsea y acabó pagando por ello nada más volver del descanso. En 24 segundos Fernando Torres, que ha batido su récord con 19 partidos seguidos sin ver puerta, servía un precioso centro que Mata aprovechaba para fusilar a De Gea. El balón del '9' invitaba a cualquier cosa, pero el canterano madridista sólo entendió que había que reventarla y no dar opción. Pero si el 2-0 fue un mazazo para el United, tan sólo cuatro minutos después llegaba el tercero, obra de David Luiz a pase de Mata. Entonces el United despertó.

Ayudado por el infausto arbitraje de Howard Webb, Rooney convirtió dos penaltis que acercaron la gesta. Faltaban 20 minutos, que se hicieron demasiado largos para el Chelsea y tras dos tímidos avisos de Chicharito y Welbeck, el mexicano acertó a batir a Cech. 3-3 y silencio en Stamford Bridge. Hasta que De Gea realizó una parada estratosférica a falta de Juan Mata en el descuento y otra buena mano a tiro de Cahill que salvaron un necesario punto para el United.