Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Albacete Albacete ALB

-

Liga Endesa ACB
Iberostar Tenerife TEN

-

Movistar Estudiantes EST

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Coosur Real Betis BET

-

Unicaja MAL

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Liga Holandesa
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Twente Twente TWE

-

Groningen Groningen GRO

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Willem II Willem II WII

-

Polonia inaugura el estadio que abrirá la Eurocopa 2012

INTERNACIONAL | EUROCOPA DE POLONIA Y UCRANIA

Polonia inaugura el estadio que abrirá la Eurocopa 2012

Polonia inaugura el estadio que abrirá la Eurocopa 2012

Un concierto musical ha sido el primer espectáculo celebrado en el Estadio Nacional de Varsovia donde se desarrollará la ceremonia de apertura de la próxíma cita futbolística.

Un concierto musical ha supuesto la apertura oficial del Estadio Nacional de Polonia en Varsovia, sede de la ceremonia de inauguración de la próxima Eurocopa, tras problemas técnicos que han retrasado su inauguración. Polonia organizará junto a Ucrania la próxima edición del torneo continental, que se disputará entre el 8 de junio y el 1 de julio del próximo verano. El Estadio Nacional albergará, además de la ceremonia de inauguración, el primer partido del torneo, que enfrentará a la anfitriona Polonia y a Grecia, partido correspondiente al grupo A.

Con una superficie de casi 204.000 metros cuadrados y una capacidad de 58.000 asientos, el estadio ha supuesto un gasto de 485 millones de euros y está considerado como el mayor estadio del país. La inauguración del estadio, prevista para junio del año pasado, tuvo que ser retrasada por diversos problemas técnicos, incluyendo una escalera defectuosa y problemas con el cableado eléctrico. El estadio no recibió la aprobación de los funcionarios de seguridad, lo que obligó a trasladar a la también localidad polaca de Gdansk el partido que el septiembre debían disputar Polonia y Alemania.