Los dos jugadores iraníes se enfrentan a 74 latigazos

Suspendidos al tocarle uno el culo al otro

Los dos jugadores iraníes se enfrentan a 74 latigazos

Su "conducta inapropiada" se produjo durante la celebración de un gol y ambos ya han sido expulsados de por vida de la liga iraní. Además se enfrentan a una pena de dos meses de cárcel y 74 latigazos.

Los dos futbolistas iraníes que han sido expulsados de por vida de la Liga de su país porque uno le tocó el culo al otro durante la celebración de un gol en un partido podrían ser condenados por su "conducta inapropiada" a una pena de hasta dos meses de prisión y 74 latigazos en público, según ha informado la agencia de noticias semioficial iraní Fars.

Tanto parlamentarios como jueces y altos cargos deportivos han reclamado una sanción inmediata para Mohammad Nosrati y Sheys Rezaei por su actuación durante la celebración del tercer gol de su equipo, el Persépolis de Teherán, en su encuentro con el Damash Gilan. En el vídeo publicado en Internet por el portal YouTube, se puede apreciar a Nosrati en el momento que le toca el culo a Rezaei, que a su vez está abrazando efusivamente a otro compañero de equipo.

Su actitud, considerada por las autoridades iraníes como una "conducta inapropiada", les ha valido a ambos jugadores la expulsión de por vida de la liga iraní, además del proceso penal que podría concluir con una pena de hasta dos meses de cárcel y hasta 74 latigazos en público, previsiblemente en el mismo estadio en el que sucedieron los hechos.

Según las normas del conservador régimen islámico iraní, la conducta de los dos futbolistas "puede ser considerada como una violación de la castidad pública".

Así lo ha ratificado el juez Valiolá Hosseini en declaraciones a la agencia Fars. "El castigo de este crimen es de hasta dos meses de prisión y 74 latigazos", ha dicho el magistrado, que ha recordado que su actitud es más grave porque "sus acciones tuvieron lugar ante los ojos de miles de espectadores y las cámaras de televisión".

La sanción a los dos deportistas llega después de que las autoridades iraníes encarcelaran a una actriz por aparecer en una película crítica con la sociedad iraní sin llevar pañuelo islámico. La actriz fue condenada a cárcel y a recibir latigazos pero, finalmente, el régimen decidió liberarla y anular su castigo. La semana pasada, un jugador de fútbol fue obligado a cortarse su larga melena en el campo antes de disputar un partido.

La sanción a los dos jugadores del Persépolis no ha sentado bien entre las estrellas del fútbol iraní. Alí Parvin, que fue entrenador de este club y es una de las figuras más respetadas del fútbol iraní, ha criticado el castigo impuesto a los dos futbolistas y ha remarcado que las autoridades deberían ofrecerles asesoramiento en lugar de castigarles. "Venid y ejecutarles, si eso os alivia", ha dicho irónicamente Parvin, según informa el diario ''The Washington Post'', mientras que un exjugador de la selección iraní de fútbol, Mehdi Mahdavikia, también ha restado importancia a la actitud de los dos jugadores del Persépolis y ha criticado a los medios de comunicación por dar demasiada difusión a este gesto. "Cuando jugaba en Alemania, estas cosas ocurrían todo el tiempo", ha asegurado.