Temas del día

El presidente del Vecindario, detenido por la Guardia Civil

vecindario | fútbol

El presidente del Vecindario, detenido por la Guardia Civil

Pablo Alvarez ha estado en las dependencias de la Guardia Civil aunque no se ha precisado todavía la razón y no se ha imputado ningún delito al empresario.

La Guardia Civil ha detenido esta tarde en Gran Canaria al presidente de la U.D. Vecindario, Pablo Álvarez, a requerimiento de un juzgado de Puerto del Rosario (Fuerteventura). Fuentes de la Guardia Civil dijeron a Efe que la detención del presidente de la UD Vecindario, equipo que milita en el Grupo 1 de la Segunda División B, no estaba motivada por ninguna investigación que estuviera llevando a cabo el instituto armado. En este sentido, la representación legal de Álvarez ha indicado a Efe que a día de hoy no les consta imputación alguna.

Las mismas fuentes han señalado que desconocen el motivo que ha dado lugar a la requisitoria del juez de Puerto del Rosario y han afirmado que el empresario, que es propietario de la mercantil MTI, dedicada a servicios de limpieza y mantenimiento, pasará la noche en los calabozos del Cuartel de la Guardia Civil de Vecindario y mañana será puesto a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de San Bartolomé de Tirajana.

Por otra parte, fuentes de la familia del presidente del UD Vecindario reiteraron que no les consta la imputación de ningún delito y que desconocen los motivos del arresto, aunque creen que puede deberse a un error en la dirección en la que el juzgado de Puerto del Rosario haya intentado notificarle alguna cuestión. En este sentido, el entorno del detenido se ha mostrado sorprendido con la medida llevada a cabo, fundamentalmente al tratarse de un personaje público con domicilio conocido en la localidad de Vecindario de fácil localización.

Sobre esta cuestión, la representación legal de Álvarez dijo que "esto le puede ocurrir a cualquier persona cuando no atiende un requerimiento judicial", es decir, que el juzgado lo cita y como no da con él dicta una requisitoria, pero "no quiere decir que esté vinculado con alguna investigación o delito".