El primer acto de la final

Copa del Rey | Almería - Barcelona

El primer acto de la final

El primer acto de la final

ENRIC FONTCUBERTA

El Barça no se toma Almería como un simple trámite

Guardiola huele una final y no quiere despistes. De poco sirve que el Barça viaje hoy a Almería con un contundente 5-0 logrado en la ida que casi le asegura su presencia en la final del próximo 20 de abril. Pep quiere que lo que él denomina como "el partido más bonito del año" se empiece a vivir desde ya mismo en el vestuario del Barça. De ahí vienen sus mensajes quizás excesivamente prudentes respecto a lo que pueda pasar hoy en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Pero sabe que lo que siembre esta noche, lo recogerá el miércoles santo cuando empiece esa final que el Barça tiene al alcance de la mano.

Por eso, el técnico barcelonista ha decidido que toda la plantilla, incluidos los lesionados como Iniesta, viajen a Almería para empezar a vivir el ambiente de la final de Copa. Dice Guardiola que clasificarse para una final no es algo que se logre cada día y que toda la plantilla tiene el derecho a vivir esta efeméride. No hace otra cosa el técnico catalán que plantear un primer acto de lo que le espera a los suyos dentro de mes y medio cuando, si no pasa una debacle, jueguen la final de Copa ante Madrid o Sevilla. Sería la final número 34 de la Copa para un Barça que es el equipo que lidera el palmarés de esta competición.

Por su parte, el Almería sabe de sus limitaciones. Metido en un serio berenjenal en la Liga, donde lucha para conservar la categoría, se sabe con ínfimas opciones de conseguir el milagro de remontar la eliminatoria. 90 minutos por delante con un 5-0 de desventaja ante el Barça es mucho lastre.

Pero José Luis Oltra dejó claras sus intenciones respecto al partido de hoy ya en la sala de prensa del Camp Nou después de que la eliminatoria quedara virtualmente vista para sentencia hace una semana. El Almería aspira a ganar al Barça consciente que una victoria ante los de Guardiola supondría una inyección de moral enorme para los jugadores andaluces de cara a lo que resta de Liga.

Así pues, para los locales, el partido de esta noche tiene aroma de recuperación anímica y de fiesta, porque no deja de ser una celebración respecto a una magnífica campaña protagonizada por el Almería en la Copa.

Para el Barça, sin embargo, tiene aires de preestreno. Quieren ganar, mantener el tono competitivo y, empezar a vivir la gran final del 20-A.